Granada

Arranca el juicio por el accidente mortal en la fábrica de Ron Montero

  • La Fiscalía pide para la entonces administradora y el técnico de prevención más de tres años de cárcel

En el incendio resultaron heridas tres personas y una de ellas finalmente falleció a consecuencia de las secuelas. En el incendio resultaron heridas tres personas y una de ellas finalmente falleció a consecuencia de las secuelas.

En el incendio resultaron heridas tres personas y una de ellas finalmente falleció a consecuencia de las secuelas. / g. h.

El Juzgado de lo Penal 2 de Motril acoge hoy la primera de las dos sesiones del juicio por el accidente laboral ocurrido en 2014 en la fábrica de Ron Montero de esta localidad, que se saldó con dos trabajadores heridos graves y la muerte de otro días después del siniestro. Inicialmente estaba previsto que la vista oral se celebrara el pasado 1 de marzo, si bien la incomparecencia de uno de los testigos obligó a su aplazamiento.

El juicio sentará en el banquillo de los acusados a la que por entonces era administradora de la empresa y al técnico de prevención de riegos laborales, cada uno de los cuales se enfrenta a una petición de la Fiscalía de tres años y cuatro meses de prisión.

El accidente se produjo el 2 de julio del 2014 a consecuencia de una deflagración ocasionada en un depósito de alcohol con capacidad para 30.000 litros que motivó un incendio que los bomberos tardaron varias horas en extinguir, puesto que hubo que esperar hasta que se consumiera el alcohol para evitar que se reavivaran las llamas.

En el incendio resultaron heridos tres trabajadores que tuvieron que ser trasladados al Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, uno de los cuales, de 45 años, murió, mientras que los otros dos estuvieron un largo tiempo hospitalizados.

En su escrito de acusación, el fiscal pide para los dos acusados una pena total de tres años y cuatro meses de prisión por un delito de homicidio por imprudencia profesional grave y por otros dos de lesiones también con imprudencia.

También solicita para ambos la inhabilitación para el ejercicio de la profesión de administrador de empresas y técnico de prevención por un tiempo de tres años y medio, así como que indemnicen con más de un millón de euros a uno de los trabajadores y con 600.000 euros al fallecido por las heridas, secuelas y perjuicios físicos y morales ocasionados. Por su parte, la acusación particular ejercida por uno de los trabajadores eleva las peticiones a más de cinco años de prisión para ambos, mientras que la del otro afectado pide más de 2,5 años de cárcel.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios