Granada

El Ayuntamiento devuelve al peatón la Carrera del Darro y el Paseo de los Tristes

  • El área de Movilidad peatonaliza estas calles para preservar del tráfico esta zona emblemática de la ciudad · Se cumple así con una demanda histórica que el Ayuntamiento llevaba estudiando desde hacía dos años

Comentarios 10

El próximo martes cuando se reabran tras la obras la Carrera del Darro y el Paseo de los Tristes, los turistas y granadinos que paseen por esta zona tan emblemática de la ciudad no tendrán que echar la vista atrás para comprobar si vienen coches porque estas calles serán peatonales a partir de ahora.

Una medida que ha impulsado el Ayuntamiento de la capital "por consenso general" de los vecinos del Albaicín, después de que hayan sido "muchas las voces" que se han dirigido al Consistorio para solicitar que en estas calles no haya tráfico de vehículos. Se cumple así con una reivindicación histórica y será la primera vez que esta zona sea peatonal. Tan solo podrán acceder los residentes con cochera, cuya única entrada esté situada en la Carrera del Darro y en los Tristes

Esta decisión que ha tomado el área de Movilidad pretende evitar las perturbaciones que causaban los coches a los viandantes en una zona tan estrecha y preservar el patrimonio de este barrio morisco, declarado Patrimonio de la Humanidad. Y es que en apenas unos 500 metros de recorrido, la Carrera del Darro y el Paseo de los Tristes concentran numerosos palacios, iglesias, baños árabes, museos y edificios residenciales de los siglos XVI y XVII.

La concejal de Movilidad, Telesfora Ruiz, señaló que con motivo de la reciente reconstrucción del adoquinado en estas calles tan singulares de la ciudad, esta zona ha estado cortada al tráfico durante un mes, "una coyuntura que ha aprovechado el Ayuntamiento para tomar esta medida". "Ahora que las personas han tenido que ir con su vehículo por otro lado, nos hemos planteado no volver a abrirlo más", puntualizó Ruiz.

Ahora, la Carrera del Darro y el Paseo de los Tristes que constituían la principal vía de acceso por la parte baja al Albaicín, dejará de serlo. En su lugar, se habilitará la calle San Juan de los Reyes en la que se invertirá el sentido del tráfico para que los coches la utilicen como entrada al Albaicín. Es decir, si antes los coches bajaban por esa calle, ahora subirán, una medida exclusiva para residentes y taxis.

La salida del barrio se realizará por las calle Pagés o, bien por el callejón de las Tomasas, hacia la cuesta de la Alhacaba. El objetivo es restringir lo máximo posible el tráfico en esta zona y para ello, también se ampliará el horario de las pilonas colocadas en la calle Elvira y Reyes Católicos para impedir el acceso. Así, estarán levantadas en horario continuo de 7:30 a 00:00 horas de lunes a viernes y los fines de semana el trafico estará cerrado durante 24 horas.

En la zona alta del Albaicín, en calle Pagés y San Luis se establecerá un horario de acceso restringido: de 10 a 14 horas y de 20 a 24 horas y los fines de semana de 20 a 7:30 horas de la mañana siguiente.

6

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios