Granada

El CEIP Luis Rosales, un "colegio helado", con goteras y humedades

  • El Ayuntamiento instala ocho calefactores eléctricos para nueve aulas

Interior del CEIP Luis Rosales. Interior del CEIP Luis Rosales.

Interior del CEIP Luis Rosales. / carlos gil

Las familias del CEIP Luis Rosales de la capital granadina han comenzado a movilizarse. Consideran que el centro educativo necesita una "reforma y mejora de manera urgente", según se indica en el escrito que han distribuido entre las familias con el fin de que llegue al Ayuntamiento de Granada, responsable del mantenimiento del colegio. El mismo escrito recoge que desde el pasado lunes el centro está sin calefacción tras la rotura de una pieza de la caldera, "encontrándose 225 niñas y niños con un colegio helado tras un puente cerrado".

En el mismo documento se añade que en una de las clases hay goteras "desde el pasado curso". Fuentes del centro señalaron que el pasado verano se intervino en las cubiertas, pero el tratamiento aplicado no ha resultado y con las últimas lluvias han vuelto las filtraciones. También se indica en el texto redactado por el AMPA que hay otra gotera "en el porche de entrada, amén de numerosas humedades en diversos espacios del centro".

El AMPA también han redactado otro escrito para que las familias hagan llegar sus quejas a la Delegación de Educación. El pasado mes de septiembre, la consejera del ramo, Sonia Gaya, reconoció que los técnicos de la Agencia Pública Andaluza de Educación (APAE) señalaron en un informe "necesidades de mejora", actuaciones que se cifraron en 255.000 euros, según los técnicos. En este documento se añade que el pasado lunes "se tuvo que poner un cubo en el aula de cuarto curso para recoger el agua que vierte la gotera". "Hoy la situación es desesperada", se indica.

Desde el AMPA también se ha criticado que el Ayuntamiento ha provisto al centro de ocho radiadores eléctricos domésticos para paliar el frío mientras se arregla la caldera. El centro cuenta con nueve aulas, además de comedor biblioteca, despachos y sala de profesores. Fuentes del centro han explicado que no es posible hacer uso de la bomba de calor ya que la instalación eléctrica es insuficiente. "La solución no es la más apropiada", señalan desde el centro sobre los ocho radiadores, aunque valoran de forma positiva el trabajo que desarrollan desde el Ayuntamiento.

No es la primera vez que el centro sufre estos problemas. En 2012 otro fallo en la caldera dejó al centro sin calefacción en invierno. El pasado curso un técnico colmó el depósito de gasoil y éste se derramó, lo que movilizó a las familias para exigir mejores medidas de seguridad en la instalación.

Desde el centro se indicó que la próxima semana está prevista una reunión con el delegado territorial de Educación, Germán González, para tratar las necesidades del centro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios