Granada

Calma y ánimo frente al paro

  • Más de 90.000 granadinos engrosan las listas del desempleo en la capital, perfiles de personas muy distintos con un objetivo común en el mes de septiembre: buscar trabajo

Comentarios 2

El verano finaliza y las temperaturas han sido un buen indicador de ello haciendo honor al denominado 'veranillo del membrillo'. Los termómetros se dislocan, los niños comienzan la vuelta al cole, los más pequeños viven las lágrimas de su primer día en la guarderías y la ciudad comienza a recobrar el ajetreo propio del inicio de una nueva etapa. Nuevos propósitos para el mes de septiembre como aprobar los exámenes de la Universidad, adaptarse al trabajo tras la vuelta de vacaciones, afrontar el síndrome postvacacional y otros, con menos suerte, deben impulsar las gestiones necesarias para encontrar empleo lo antes posible. En concreto, 91.511 granadinos que están en el paro tienen un objetivo común: buscar trabajo con el inicio del curso escolar. Padres de familia que fueron despedidos de la empresa en la que trabajaban porque quebró o porque hicieron una reducción de personal, jóvenes que perdieron su primer empleo y otros que incluso, no han llegado a tenerlo nunca.

Ante la dificultad de conseguir un contrato de larga duración debido a la situación económica que atraviesa el país, muchas personas optan por dirigirse a empresas que ofertan trabajo temporal (ETT). "En la provincia de Granada recibimos a diario a 40 o 50 personas que dejan el currículum para trabajar. Tenemos mucha afluencia de gente, la suerte es que el 40% de ellos termina quedándose en la empresa a la que se dirige a trabajar", afirma Rafael Funes, director de al consultora de selección Adecco en la provincia.

La tarea de buscar trabajo es ardua y puede llegar a crear desesperación conforme pasa el tiempo si no se consigue una respuesta. La motivación disminuye y se acrecientan las ganas de encontrar un empleo por todos los medios. "Ahora se han incrementado el número de solicitudes que recibimos, pero las personas que vienen tienen una actitud muy buena porque quieren aprender", añade.

Los currículos son muy variados y pertenecen a perfiles de personas muy distintas como estudiantes que quieren costearse los estudios, personas con titulación que tienen muy buena formación, padres y madres de familia o amas de casa que han tenido que salir del hogar y sumergirse en el mercado laboral para poder conseguir algún tipo de ingreso para la familia. Todos tienen una característica común: las ganas de trabajar, sobre todo, porque algunos de ellos, llevan sobre sus espaldas historias muy dramáticas y no saben qué hacer para poder salir de esa situación.

En Adecco se aceptan curriculos en mano, algo que en otras empresas se ha perdido sustituyéndose por el innovador internet. "Nosotros hemos notado que las personas que se dirigen a Adecco valoran mucho que los atiendas en persona y les asesores". Y es que buscar trabajo no es fácil, por lo que hay que seguir unas indicaciones básicas para poder optar a la prueba final: la entrevista personal, paso previo para que se pueda abrir la puerta al futuro puesto laboral. "Les aconsejamos que vayan a dejar el currículum personalmente. Hay que venderse, hacerse lo más visible posible para que observen que estas interesado. Además, más vale una imagen que mil palabras y enviar el currículum es algo muy frío. También les recomendamos que no mientan y pongan cosas que nunca han hecho. Por supuesto, que indiquen todas las experiencias que han tenido, independientemente de si han sido becas o contrato laboral porque toda práctica es bagaje. Si se consigue finalmente la entrevista es un punto a tu favor el hecho de que conozcas previamente algo de la empresa, a qué se dedica y qué proyectos tiene", puntualiza Funes.

De todas formas, aunque es aconsejable llevar el currículum personalmente, Adecco, también cuenta con una base de datos común para toda España donde aparecen ofertas de empleo en relación, sobre todo, a la demanda actual de las empresas. "Lo que más se solicita actualmente es el puesto de operario de producción, carretillero, gestor de cobros, auxiliares, camareros o cocineros.

El personal que se dedicaba a la construcción, ahora apuesta por otros sectores" añade. Para ello, la formación es indispensable, un aspecto que las empresas valoran mucho a la hora de contratar a un parado de larga duración. " Si te formas en algo que complementa tus conocimientos está bien, pero si lo haces en otras materias, también es positivo e importante porque te abres camino en otras áreas", arguye Rafael Funes.

La calma y la paciencia son las principales armas para afrontar una situación económica tan complicada. En estos momentos más todavía, porque el final del periodo estival significa para muchos volver a engrosar las listas del paro. Una actitud positiva facilitará lanzarse a la calle a buscarlo, ya que puede aparecer en cualquier momento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios