sanidad las patologías cardíacas en la provincia

Cardiología: un área con 7.000 pacientes nuevos cada año

  • El 38% de las muertes en Granada son provocadas por una cardiopatía

  • El 2% de la población padece alguna enfermedad de corazón

  • El sábado se celebró el Día mundial de la Cardiología

William Harvey fue quien comenzó esta historia. Con él, en el siglo XVII se inició el estudio concreto de un órgano protagonista. El inglés fue quien -con perdón de Descartes- acertó a describir de manera pionera tanto las propiedades de la sangre como la manera en la que son bombeadas por el corazón. Siglos más tarde y con la base establecida, la especialidad médica de Cardiología es de la que más estudios ha gozado y por ende, una de las más lúcidas de la medicina actual.

No por eso los datos de prevalencia de la patología cardíaca son optimistas. Las insuficiencias de corazón afectan a un 2% de la población, lo que quiere decir que en Granada -según esta estimación- hay unas 18.300 personas que padecen la insuficiencia. En cuanto a cardiopatías isquémicas (anginas de pecho, infarto de miocardio etc.) afecta a un 7% de la población. Pero los datos en cuestión de mortalidad son aún más desazonadores: la mortalidad por cardiopatía isquémica es del 32% de la población. En Andalucía el dato se oscurece ya que en torno al 38% de todas las muertes que se producen están ocasionadas por las enfermedades de las arterias del corazón.

De las 7.000 primeras visitas, 2.500 se resuelven en un acto único de consulta

El Servicio de Cardiología del Hospital Universitario San Cecilio, ahora en el PTS, atesora 45 años de experiencia en el cuidado del corazón en la quinta planta del centro. Más de 60 profesionales -incluyendo cardiólogos, enfermeras, auxiliares, administrativos y celadores-, con Concha Correa Vilches, su jefa de Servicio, a la cabeza se guían siempre por una misma máxima: "Atender a los pacientes como nos gustaría que nos atendieran a nosotros".

En las consultas de cardiología del hospital del PTS reciben al año 7.000 primeros pacientes. De las 7.000 primeras visitas, unas 2.500 se resuelven en acto único gracias a la dotación de este servicio, lo que evita que acaben triplicándose la atención a los pacientes para realizarse ecocardiogramas y recoger resultados.

En cuanto al seguimiento de pacientes crónicos -un total de 9.000- se hace siguiendo criterios consensuados con el médico de cabecera para el seguimiento. Cocha Correa señala en este punto que tienen la intención de "poner en marcha próximamente las consultas online con Atención Primaria, así como abrir la oferta para realizar ecocardiogramas y Holter a los pacientes que los médicos de cabecera consideren".

El número de ingresos anuales, según el histórico del hospital es de 1.300 pacientes, con estancia media inferior al estándar, lo que significa que se optimiza el estudio durante la hospitalización por lo que se reduce el tiempo de ingreso de los usuarios.

El área de Cardiología es un engranaje complejo. Cada uno de los eslabones amarra fuerte al siguiente y como si se tratara de un tren cremallera cada paso refuerza al anterior. La quinta planta del nuevo San Cecilio se divide entre varios 'eslabones', desde las consultas hasta las áreas de prevención u rehabilitación pasando por unidades como la de Insuficiencia Cardíaca.

Dicha unidad recibió el pasado mes de junio la acreditación de la Sociedad Española de Cardiología (SEC) a través del programa SEC-EXCELENTE. La insuficiencia cardíaca es la forma terminal de todas las cardiopatías. Ésta impide el correcto bombeo del corazón, haciendo que no llegue suficiente riego sanguíneo al organismo y que se acumulen los líquidos que el corazón no bombea adecuadamente.

El área de insuficiencia cuenta con tres consultas para la asistencia sanitaria que prestan el cardiólogo, el internista y la enfermera; un Hospital de Día anexo, para la administración de terapias parenterales; un área administrativa; y una sala en la que se lleva a cabo la educación para la salud y promoción del autocuidado con los pacientes.

Desde su puesta en funcionamiento, en la unidad se han valorado más de 800 pacientes, de los que 300 se mantienen en seguimiento activo. La actividad media anual en consultas médicas es de 115 pacientes nuevos, 600 consultas de seguimiento y alrededor de 80 visitas no programadas. Por parte de enfermería, se realizan unas 700 consultas de presencia física y 140 llamadas telefónicas programadas para seguimiento de pacientes y educación sanitaria, así como más de un centenar de contactos por motivos como descompensación y administración de tratamientos en Hospital de Día.

La UCI coronaria, unidad que recibe a los enfermos cardiológicos más graves, cuenta con 8 box destinados a los enfermos que han sufrido infartos agudos, insuficiencia cardíaca o edema agudo, arritmias graves. Estos pacientes reciben los cuidados de los intensivistas y la enfermería de cuidados intensivos.

Cuando el enfermo supera la fase crítica entra en acción una unidad clave en el desarrollo de su salud, la de Prevención secundaria y Rehabilitación cardiaca, que es la de referencia para toda la provincia. La componen un grupo multidisciplinar formado por cardiólogos, médicos rehabilitadores, enfermeros, fisioterapeutas, psicólogos que cuentan con la colaboración de un nutricionista y un trabajador social.

"En ella desarrollamos la atención personalizada tras el alta, con charlas educativas sobre la enfermedad, hábitos de vida cardiosaludables, técnicas de relajación, apoyo psicológico para el afrontamiento de la enfermedad a quien lo precisa, evaluación y seguimiento médico, entrenamiento físico adaptado a cada paciente", explica Concha Correa. La jefa de unidad explica que las unidades de prevención y rehabilitación cardíaca "han demostrado mejorar el pronóstico, disminuir recaídas y hospitalizaciones y mejorar calidad de vida". En la actualidad, se benefician de programa alrededor de 250 pacientes anuales con distintas patologías, desde enfermedad coronaria (infarto, angina de pecho), insuficiencia cardíaca, pacientes post-cirugía o pacientes adultos con cardiopatías congénitas.

Este abanico profesional se completa con otras unidades. El área de hospitalización, destinada al cuidado de los pacientes que ingresan tanto desde Urgencias como de consulta o procedente de la UCI, mientras que desde la Unidad de Imagen se dedican a realizar los estudios ecocardiográficos complejos, mediante ultrasonidos -los básicos se hacen en CCEE-.

Además de ecocardiografías, se realizan, en colaboración con el equipo de Radiología, las resonancias y los TAC cardíacos. En el laboratorio de ecocardigo, resonancias y TAC cardíacos -en colaboración con Radiología los dos últimos-. Al año se realizan de media 5.500 ecocardiografías, 150 resonancias y 100 TAC a pacientes con patología cardíaca. Por último, completa la panorámica el área de Cardiología Intervencionista, que se compone de la sala de arritmias, de hemodinámica y el hospital de día de Intervencionismo cardiológico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios