Vivienda Las tres mejores zonas donde vivir en Granada

Navidad Todas las actividades en Granada: días, horas y sitios para no perderse nada

Solidaridad

La petición de ayudas a Cáritas para pagar la vivienda sube un 58% en Granada

  • Cáritas Diocesana de Granada invirtió más de 5,5 millones de euros para ayudar a 6.000 personas en 2021

  • Si bien el número de personas atendidas por la entidad de la Iglesia ha descendido con respecto a 2020 en un 26%, las ayudas de emergencia han crecido y las situaciones en las que actúan son cada vez más complejas

Acto de presentación de la memoria 2021 ayudas de Cáritas Diocesana de Granada

Acto de presentación de la memoria 2021 ayudas de Cáritas Diocesana de Granada / MAYRA VILLÉN / PHOTOGRAPHERSSPORTS (Granada)

La pandemia del Covid-19 ha agravado la situación de pobreza en la que vivían los granadinos. Esta es la principal conclusión de la 'Memoria 2021' de Cáritas Diocesana de Granada, una organización que ha ayudado en este pasado año a un total de 5.984 personas en situación de precariedad, para las que ha destinado un total de 5,6 millones de euros.

Destaca el aumento de los recursos destinados al programa de acogida y atención primaria de los granadinos, con un 61% más en el conjunto de ayudas destinadas a vivienda, alimentación y ropa, sanidad y educación, materias que han podido atender gracias a la implicación de las comunidades parroquiales y a la dotación extraordinaria de ayudas de primera necesidad concedida por la Junta de Andalucía. 

Si bien el número de personas atendidas ha descendido con respecto a 2020 en un 26%, las ayudas de emergencia han crecido. La directora de Cáritas Diocesana de Granada, Luisa María Maeso, ha señalado que las personas "cada vez afrontan situaciones más complejas y requieren de mayor apoyo y recursos para mantener unas condiciones de vida dignas. Nos encontramos con una exclusión mucho más intensa y cronificada de lo que percibíamos antes de la pandemia".

Maeso ha destacado que las ayudas para pago de alquileres e hipotecas que Cáritas ha realizado en la provincia ha crecido respecto a 2020 en un 58%, debido principalmente a la finalización de las moratorias de pago decretadas por el Gobierno durante la pandemia. El capítulo de gastos ha llegado a cuadriplicar su inversión en el último año para sufragar las deudas de las familias.

Según los datos recopilados por la memoria de actuaciones en el apartado de 'Atención Primaria', un 17% de la población atendida ha recibido avisos de cortes de suministro y un 4% ha sufrido algún tipo de amenaza de expulsión de su vivienda. Una situación que es delicada teniendo en cuenta que el 36% de los atendidos por Cáritas no dispone de ningún ingreso, más del 40% recibe prestaciones sociales y en torno a un 13% percibe ingresos de un trabajo eventual, precarizado o marginal y cuyo salario no les permite cubrir las necesidades sanitarias.

Para todas estas personas, la combinación de altos precios y bajos e inestables salarios, también afectados en mayor o menor medida de la elevada inflación a causa de la guerra en Ucrania, hacen que una vez pagado el alquiler o la hipoteca se queden en situación de pobreza.

Estrategias de subsistencia

Como estrategia de afrontamiento y subsistencia, muchas personas se han visto obligadas a recurrir a un cambio de vivienda (un 3%), compartir piso (un 6%), volver a casa de los padres o incluso a subarrendar la habitación (4%), mayormente en población de origen inmigrante, quienes presentan peores condiciones de vida y con viviendas mal acondicionadas y mayor hacinamiento. En torno a 1.000 personas han sufrido deficiencias graves en su hogar o conviven en condiciones de insalubridad como humedades, suciedades u olores.

Otra de las estrategias que han empleado estas personas para poder sobrevivir ha supuesto la reducción de gastos habituales en alimentación, ropa, calzado y en salud. La situación de crisis ha provocado que las personas descuiden su salud por la incapacidad de afrontar los gastos derivados de medicamentos o tratamientos. Muestra de ello es que Cáritas ha aumentado las ayudas para tratamientos bucodentales, medicación, óptica, ortopedia y audífonos, con una inversión superior a los 56.000 euros.

A todas estas situaciones se suma la brecha digital, un factor más de precariedad de vida que se ha visto incrementado debido a la pandemia. Tres de cada diez personas atendidas son atendidas por este motivo, que les impide acceder a oportunidades laborales, formativas o a prestaciones sociales. Por este motivo, el capítulo de ayudas de emergencias para la educación y formación ha destinado 41.953 euros a la adquisición de material informático y el abono de conexiones a internet, sobre todo de familias con hijos en edad escolar. 

En siete de cada 10 hogares atendidos por Cáritas Diocesana de Granada hay niños, y dos de cada 10 son hogares monoparentales. Estos se han visto especialmente afectados, recurriendo a estrategias de reducción de gastos en mayor medida que el conjunto de la población. "Estas estrategias no son inocuas y dejan su herida en las condiciones de vida presentes de estos niños, y marcarán también sus oportunidades de futuro", han asegurado.

Luisa María Maeso ha subrayado que es "preocupante" el incremento de población joven de entre 18 y 24 años atendida "con escasas o nulas posibilidades de emancipación, de adquirir una vivienda y de sustentar una vida independiente o una familia".

"La ausencia de empleo y la proliferación de empleos temporales o precarios agravan la incertidumbre y la inseguridad y les impide dibujar proyectos de vida, ha comentado la directora. Cuatro de cada cinco personas atendidas por Cáritas en edad de trabajar se encuentran en paro.

Ayudas al empleo y la formación

Pese al contexto difícil en el que vive la sociedad granadina en la salida de la crisis del Coronavirus, Cáritas Diocesana de Granada ha conseguido ayudar a 700 personas a conseguir un trabajo o a mejorar su situación en el entorno laboral. De estas, 236 han conseguido un trabajo, 252 han mejorado sus competencias digitales, sociales y laborales; y 107 han podido formarse y mejorar su cualificación. El 68% de los usuarios atendidos carece de estudios básicos y solamente han completado los ciclos de educación primaria y secundaria. Los niveles educativos superiores, como ciclos de Formación Profesional y universitarios, representan solo el 9%.

Tal y como muestra el informe, los perfiles mayoritarios atendidos son familias con hijos cuyo sustentador principal se encuentra en desempleo. La mayoría de ellas, concretamente un 56%, ya habían sido atendidas por Cáritas en años anteriores.

El análisis de la realidad social de Granada reclama, según Maeso, "la necesidad de avanzar y ampliar el alcance de la respuesta proporcionada por las administraciones públicas, para que protejan realmente a la ciudadanía y a las familias más vulnerables. Como sociedad no podemos permitir que esta nueva crisis ahonde aún más en la brecha de pobreza y exclusión".

Cáritas Diocesana de Granada pudo realizar su labor y mantiene sus líneas de actuación y trabajo gracias a los socios, donantes y colaboradores privados, cuyas aportaciones ascienden a 3,6 millones de euros, el 69% de los fondos privados aportados. Las administraciones públicas también han aportado casi dos millones de euros para financiar los proyectos y centros de acción social.

Los capítulos a los que Cáritas destina un mayor volumen de recursos son los centros socio-sanitarios de atención a mayores y discapacitados 'Santa Isabel' y 'Oasis' (2,5 millones), los programas de acogida y atención primaria (un millón), empleo (691.980 euros), y los programas educativos de familia, infancia y juventud, mujer e inmigración (161.646 euros).

Por su parte, el delegado episcopal de Cáritas Diocesana de Granada, Alfonso Marín, ha expresado el reconocimiento y la gratitud a todas las personas que contribuyen con su tiempo, dedicación y trabajo a la labor de la entidad de la Iglesia Católica. En Granda hay 2.800 socios, 4.900 donantes y 300 empresas colaboradoras que la sostienen con sus ayudas económicas. Además, ha destacado que sería "impensable" realizar su trabajo "sin la generosidad y el compromiso de las más de 770 personas voluntarias que hacen posible esa acogida y acompañamiento como fiel reflejo del más puro amor al prójimo.

El acto de resumen de la Memoria de 2021 de Cáritas Diocesana de Granada también ha servido para presentar la campaña y colecta del 'Día de la Caridad', que se celebrará en todas las parroquias de la Iglesia Católica el próximo 19 de junio bajo el lema "Somos lo que damos, somos amor".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios