GRANADA HOY En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Granada

Nueva condena a Spiriman por utilizar la expresión "putona"

  • El jueza de Primera Instancia 13 impone a Candel una indemnización de 5.000 euros por "intromisión ilegítima" en el honor de la compañera del Virgen de las Nieves

Llamar "putona" y "tonta del culo" en las redes sociales a una compañera del hospital Virgen de las Nieves le ha costado 5.000 euros al médico granadino Jesús Candel, conocido como Spiriman.

En una sentencia del Juzgado de Primera Instancia número 13 de Granada, el juez  declara la "vulneración" por parte de Spriman del "derecho al honor" de una compañera de trabajo "por la utilización contra ella de expresiones insultantes" en los vídeos publicados en las redes por el médico 'youtuber'.

Por esta razón, el juez ha condenado a Spiriman a indemnizar a la demandante con 5.000 euros "por daños y prejuicios", además de conminarle a cesar en la "intromisión ilegítima" en el honor de su compañera de trabajo.

También le obliga a retirar los vídeos de 14 de septiembre de 2017 y de 20 de septiembre de 2017, además de condenarle a publicar esta sentencia en sus redes sociales.

En la sentencia, que por otro lado absuelve  al doctor Enrique Marín, destaca que la expresión "putona" es especialmente "grave e injuriosa".

"El uso de estas palabras no tiene ya nada que ver con lo que puede ser legítima crítica o cuestionamiento de una labor pública", señala el juez en la sentencia, que hace referencia a una resolución del Tribunal Supremo de 20 de junio del 2016,  en la que "el demandado debía ser plenamente consciente de que no estaba criticando a la demandante, sino simplemente insultándola, humillándola y escarneciéndola".

Spiriman, en una de sus comparecencias en los juzgados de la capital. Spiriman, en una de sus comparecencias en los juzgados de la capital.

Spiriman, en una de sus comparecencias en los juzgados de la capital. / Álex Cámara

Esta sentencia es la segunda condena en pocas semanas que recibe Jesús Candel, que también ha sido penalizado a pagar otros 5.000 euros de indemnización por haber atacado el derecho al honor y a la imagen del jefe de Nefrología del Hospital Virgen de las Nieves.

Esa sentencia del Juzgado de Primera Instancia número 4 de Granada, está fechada el 21 de diciembre pasado y se trataba de la primera resolución judicial condenatoria para Spiriman, que también está inmerso en otros procesos legales (algunos penales) por su actividad y denuncias en redes sociales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios