Granada

La Confederación vuelve a autorizar sacar agua del embalse de Quéntar

  • El ente permite a Emasagra extraer agua para el abastecimiento de este pantano ante la situación de escasez de Canales

Embalse de Canales, uno de los dos que abastecen a la capital y su Cinturón, está a menos del 25% de su capacidad. Embalse de Canales, uno de los dos que abastecen a la capital y su Cinturón, está a menos del 25% de su capacidad.

Embalse de Canales, uno de los dos que abastecen a la capital y su Cinturón, está a menos del 25% de su capacidad. / carlos gil.

La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) ha autorizado a la empresa municipal de abastecimiento Emasagra obtener agua para el suministro de Quéntar. Hasta ahora, según la información que la propia Emasagra hace pública, únicamente se extraía agua de Canales para el abastecimiento humano y de sondeos para los riegos. Sin embargo, la situación de escasez que sufre el embalse ha obligado a recurrir a Quéntar. Desde la empresa suministradora se indicó que no existe por ahora riesgo de cortes en el suministro por la sequía ni se tiene pensado recurrir a los sondeos de la Vega más que para su uso por los regantes. En la actualidad de los pozos se extrae un 8% del agua que requiere para el abastecimiento, mientras que Canales aporta un 30% y el resto, un 62%, procede de Quéntar.

Según el Sistema Automático de Información Hidrológica (SAIH) de la cuenca del Guadalquivir, Canales se encuentra al 24,47% de su capacidad. Esta delicada situación contrasta con la de Quéntar, que está al 60,09% ya que se ha preservado su explotación. Pese a los porcentajes, Canales tiene más agua almacenada que Quéntar, ya que una las particularidades de este segundo embalse es su reducido tamaño. Así, según la información del SAIH, ahora se almacenan en esa infraestructura 8,1 hectómetros cúbicos -su tope está en 13,5- mientras que Canales atesora 17,1 hectómetros cúbicos.

El recurso de Quéntar es gestionado desde la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) de forma que se garanticen las reservas y bajo criterios técnicos. Así, en 2006, cuando la provincia sufría los efectos de la sequía, se decidió no contar con el agua de Quéntar para el suministro ya que, en aquel entonces, las reservas de esa infraestructura estaban al 12,1%. Después de aquello, Quéntar surtió de nuevo a la capital y Cinturón pero la necesidad de acometer la obra del Canal de los Franceses -que tuvo un coste de 2,5 millones- obligó a dejarlo sin explotar durante un año. Volvió a estar operativo en 2009 después de un parón de un año. En 2012 de nuevo se dejó en la reserva a Quéntar.

En cuanto al resto de embalses de la provincia, los gestionados por la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir se encuentran al 30,12% de su capacidad, mientras que los que dependen de la Junta, Rules -que no da servicio- y Béznar, están al 42,96%. En cuanto al último informe de la sequía que publica mensualmente el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, el sistema de Cubillas-Colomera y San Clemente están en emergencia. Quéntar-Canales, la Hoya de Guadix y Bermejales en alerta y únicamente El Portillo está en situación de normalidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios