Día de la Cruz

Cortes el tráfico en el Albaicín y en el centro por las aglomeraciones de gente

  • La Policía Local actúa ante las masas de público también en la zona de Neptuno, donde ya han denunciado a un establecimiento por incumplir la normativa 

Asistencia masiva con motivo del Día de la Cruz ha provocado que la Policía Local de Granada haya tenido que cortar varias calles del barrio del Albaicín y de la zona centro, según informan desde el cuerpo. 

Además, la plaza del Centro Comercial Neptuno vive una de las grandes aglomeraciones de gente joven de la ciudad, aunque la Policía Local aún no puede confirmar que haya botellones. 

En la zona del centro, los agentes han tenido que cortar el tráfico en la calle Reyes Católicos, Pavaneras y San Matías, mientras que en el Albaicín han sido las calles Pagés, Carrera del Darro. 

El Día de la Cruz paralizó ayer la ciudad que ha sido testigo de cómo sus calles y plazas rebosaban de visitantes, tanto locales como turistas en las cuatro zonas principales de fiesta: el Realejo, el Albaicín, el centro y la zona de Neptuno, que este año ha sido epicentro de la fiesta más joven.

Las aglomeraciones fueron tales, que sobre las 20 horas la Policía Local ha decidido cortar los accesos al tráfico a la zona centro. En concreto la policía ha cortado la calle Pagés y la Carrera del Darro en el Albaicín y Reyes Católicos, Pavaneras y San Matías en el Realejo en pro de la seguridad de los viandantes que se cuentan por centenares en el Día de la Cruz.

La calle Reyes Católicos se ve repleta de viandantes, sobre todo a la altura de la plaza del Ayuntamiento, donde sonaban los conciertos y espectáculos tradicionales desde por la mañana y que aglutinó un gran número de espectadores que entraban y salían de la plaza.

Esa zona, así como Pavaneras y San Matías son vías naturales de acceso al Realejo, un barrio especialmente importante en este día. El Campo del Príncipe fue, según fuentes de la Policía Local de Granada, ha sido reforzado con agentes por las masas, así como el Palacio de Congresos y Neptuno.

Precisamente en la plaza del Centro Comercial es uno de los puntos donde más bullicio joven se registró. Aunque hubo quien intentó entrar en el recinto cerrado con botellas para beber dentro, les fue imposible por el control de los accesos.

Según la Policía Local, el único incidente al cierre de esta edición fue la denuncia a un establecimiento cercano que no cumplía con la normativa. Por lo demás, pequeños conatos de botellón aunque alejados del recinto de barra y la cruz, ya que en las calles cercanas al recinto se podía ver cómo grupos de jóvenes trasladaban bolsas con botellas.

La intervención policial llegó hasta esos pequeños incidentes por lo que los 200 agentes desplegados en el 3 de mayo se limitaron a vigilar a los ciudadanos, especialmente en las zonas de barras en las calles. Donde la policía ha estado más alerta fue en la plaza del centro comercial donde cientos de personas bebieron dentro del recinto y en el Albaicín, sobre todo en los accesos a las grandes plazas. 

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios