Granada

Crece la duda sobre el AVE mientras Málaga mira ya al tren supersónico

  • Los numerosos detalles por pulir de la línea entre Granada y Antequera contrastan con la iniciativa para convertir a la provincia vecina en la principal capital ferroviaria del mundo

Vista aérea del estado actual de la estación que se está construyendo en Antequera y por la que se conectará el futuro AVE granadino. Vista aérea del estado actual de la estación que se está construyendo en Antequera y por la que se conectará el futuro AVE granadino.

Vista aérea del estado actual de la estación que se está construyendo en Antequera y por la que se conectará el futuro AVE granadino. / g. h.

Comentarios 5

Unos tanto y otros tan poco. Es el análisis fácil que se extrae tras conocerse la noticia de que Antequera albergara el centro de desarrollo del Hyperloop, el primer tren supersónico de Europa. Un bombazo que llega tan sólo unos días después de que se anuncie la recuperación de los enlaces ferroviarios directos a Madrid con la puesta en marcha de un Talgo diario ida y vuelta con la capital de España, que durará aproximadamente cinco horas y media. Eso sí, sin noticias del AVE a Granada. Y lo poco que se va conociendo va apuntalando la teoría de que la provincia tardará en conocer de primera mano la Alta Velocidad. Al menos, habrá que esperar a bien entrado el próximo año como ya apuntó este periódico, pues todavía hay varios frentes abiertos y licitaciones en curso que señalan que el proyecto de la Línea de Alta Velocidad entre Granada y Antequera llegaría después de las elecciones municipales previstas para mayo de 2019.

Por lo pronto, el Boletín Oficial del Estado (BOE) publicó recientemente las expropiaciones en la estación de Antequera Ciudad con el objetivo de construir el ramal de la vía convencional a la estación de Alta Velocidad. Es decir, la infraestructura necesaria para que entre Granada y Málaga (y el resto de Andalucía Occidental) puedan circular trenes de Media Distancia de manera simultánea a los AVE.

Se abre el plazo de ofertas para construir la Sala Club de la nueva estación granadina

Hace unos días, además, Adif Alta Velocidad aprobó la licitación del contrato de obras de ejecución del proyecto de construcción de instalaciones complementarias de la nueva estación de Alta Velocidad de Antequera que enlazará con la línea de Granada cuando esta sea una realidad. Una terminal que ahora mismo se encuentra en esqueleto y cuyo plazo de ejecución es de doce meses, por lo que ni siquiera estaría presta para el verano próximo. Esto quiere decir que de ponerse en marcha la Línea de Alta Velocidad entre Granada y Antequera tendría que hacerse desde la estación de Santa Ana, el lugar al que ahora mismo llegan los autobuses desde la ciudad de la Alhambra para hacer el transbordo al tren. Una alternativa que seguirá activa, como mínimo, hasta febrero como ahora mismo tiene acordado el Ministerio de Fomento con la empresa que presta el servicio de bus y que es otra muestra más de las incógnitas que pesan sobre el AVE granadino, pese a la reapertura inminente de la línea de Moreda.

Otro apunte más es que se ha abierto el plazo de presentación de ofertas para la Licitación de la Sala Club en la nueva estación de AVE en la capital granadina y cuyo plazo de ejecución es de cinco meses a partir de que se ponga en marcha la obra. Esto supone otra obra que se extenderá en el tiempo y que va muy aparejada al proyecto de la Alta Velocidad en Granada. En concreto, la Sala Club es un espacio reservado diseñado con el objetivo de hacer la espera más cómoda y confortable antes de la salida de tren. Estas salas dispuestas en las estaciones modernas de Renfe están atendidas por personal de tierra y ponen a disposición del cliente toda una serie de facilidades para hacer más placentera su estancia en las estaciones. La utilización de estas salas se limitan a la ciudad de origen, únicamente el día de la fecha indicada en su billete y desde dos horas antes de la salida del tren.

Este tipo de obras, aún por terminar, son pequeños detalles que se van sumando a la falta de respuestas sobre la puesta en marcha del AVE en Granada. Algo que tendrá que contestar el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, en la visita que ha prometido para el próximo mes de septiembre. No obstante, situaciones como la del software de Íllora, los problemas en la vía de 3 hilos de Loja u el remate final de todo el proyecto en Granada y en Antequera son argumentos que demuestran que el AVE lleva un paso corto y que la última palabra dependerá de la Agencia Estatal de Seguridad Ferroviaria, que será la institución que tendrá que dar el sí para que empiecen a salir trenes de Alta Velocidad desde la estación granadina de Andaluces. Un momento en el que se podrá hablar, definitivamente, de fin de aislamiento ferroviario.

Mientras tanto, el PSOE de Málaga sorprendía ayer a propios y extraños con unas declaraciones en las que afirmaba que el Gobierno central ha "marginado" a la provincia de Málaga en materia ferroviaria en los últimos años. Frente a las protestas con base de las provincias de Andalucía Oriental -por no hablar del aislamiento de más de tres años en Granada-, los socialistas malagueños mostraron ayer su disconformidad del estado actual de la situación ferroviaria en su provincia y el estancamiento de la línea con Granada, pese a que ahora mismo tiene enlaces por ten con gran parte del territorio español.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios