Elecciones Generales Granada 2019

Desplome histórico del PP que sólo consigue un diputado y un senador: "No ha sido una buena noche"

  • Vicente Azpitarte, Carlos Rojas y Sebastián Pérez asumen la "fragmentación de la derecha" y muestran su apoyo a Pablo Casado

  • Los populares confían en que "la remontada" empieza este lunes porque el PP es un partido "fuerte, sólido y que no se rinde"

Concha de Santa Ana, Sebastián Pérez, Vicente Azpitarte, Carlos Rojas, José Robles, Pablo Hispán y Pablo García. Concha de Santa Ana, Sebastián Pérez, Vicente Azpitarte, Carlos Rojas, José Robles, Pablo Hispán y Pablo García.

Concha de Santa Ana, Sebastián Pérez, Vicente Azpitarte, Carlos Rojas, José Robles, Pablo Hispán y Pablo García. / A. Rodríguez

"Todo es posible en Granada". A este refrán, más que tradicional, se intentó aferrar el PP de Granada durante la jornada electoral del 28-A. Las últimas encuestas le daban sólo un diputado y, al contrario de aquello a lo que nos tienen acostumbrados, no fallaron. Sólo Carlos Rojas se sentará en el Hemiciclo y lo mismo ocurre en el Senado: Vicente Azpitarte será el único senador por Granada.

Cuando empezó el escrutinio, el jefe de campaña del PP en Granada, ya avanzó que "los resultados no estaban siendo buenos", pero aún así pedía "esperar". Esa espera, que en un principio comenzó en un despacho de la segunda planta de Andrés Segovia, donde se ubica la sede del PP de Granada, a la que un cartel de los populares cortaba el paso a toda persona ajena a la formación, para trasladarse poco después de las 21:00 horas a una sala contigua a la habilitada para la prensa.

Allí estaban, además de Rojas y Azpitarte, el número dos al Congreso, Pablo Hispán, el delegado de la Junta de Andalucía en Granada, Pablo García, y el presidente provincial y candidato a la Alcaldía del Granada, Sebastián Pérez, todos ellos muy pendientes del especial de las elecciones que estaba emitiendo Canal Sur y con los teléfonos móviles en mano, rostro serio y sin perder ningún detalle del escrutinio.

Poco a poco, con forme iba cerrándose el recuento en los distintos colegios, iban llegando los apoderados, como se suele decir, juntos en la victoria -como se vio el 2-D, aunque esta vez con muchas más sillas vacías y sin militantes-, pero también cuando las cosas van "regulín, regulín", como comentaban algunos de los corrillos que se formaban en las distintas salas de la sede popular, cuando pese a que aún faltaba más de un 30% por escrutarse, los votos cada vez eran más claros: la hegemonía del PP de 2016 se había acabado. 

Sentados y sin apenas levantarse de la sala, tan sólo de vez en cuando pasaba alguno de los populares hacia la habitación habilitada para la prensa a visitar la mesa de los canapés preparados para los periodistas. Y es que había que picar algo para matar el tiempo, porque pese a que ya estaba casi el 100% de los votos al Congreso escrutados, la espera comenzaba a hacerse interminable y las órdenes eran claras: hasta que no hablase alguien de Génova, no se hablaba en Granada.

Sebastián Pérez, Vicente Azpitarte y Carlos Rojas. Sebastián Pérez, Vicente Azpitarte y Carlos Rojas.

Sebastián Pérez, Vicente Azpitarte y Carlos Rojas. / A. Rodríguez

Caras más que serias, lógico dadas las circunstancias, y tras el atril, y con Carlos Rojas, Vicente Azpitarte y Sebastián Pérez, para luego, tras un problema de sonido -en efecto, no era la noche del PP- unirse al cuadro Concha de Santa Ana, Pablo Hispán, Pablo García y José Robles. Así comparecieron los populares ante los medios para valorar los resultados. El primero fue Azpitarte que admitió lo ocurrido: "No han sido buenos resultados. Estamos apesadumbrados y esperamos que vaya mejor a las municipales". A modo de resumen, esto dijo el único senador popular logrado en Granada, a falta de que aún terminara el escrutinio del Senado.

Tras él, tomó la palabra Carlos Rojas, quien con voz casi temblorosa, empezó a agradecer a todos los militantes y votantes su apoyo y admitió que "no ha sido una buena noche", pero pese a ello, "PP es un gran partido, un partido que no se rinde, un partido ganador, fuerte y sólido". Asimismo, Rojas indicó que "la remontada empieza mañana", porque "el PP se ha levantado en muchas ocasiones" y mostró su apoyo a Pablo Casado, que era "el mejor candidato".

"La victoria empieza mañana [por este lunes], tenemos que construir muchos caminos", explicó el diputado popular y, tras ello, admitió lo que ya se había confirmado, que "el voto de la derecha está fragmentado". Si bien, Rojas manifestó que "el PP está aquí y vamos a seguir adelante. Esa próxima victoria y la remontada está en las municipales. Ánimo a todos los candidatos porque vamos a seguir y pasar página".

El último en hablar fue Sebastián Pérez, que al igual que sus compañeros, admitió la "victoria incontestable del PSOE" al que también felicitó, y agradeció a todos los que han apoyado al PP que "a su juicio", tendría que haber conseguido un mejor resultado. "Lamento que personas como Pablo Hispan o Concha de Santa Ana no vayan a estar en el Congreso", expresó Pérez, para luego dirigirse a los granadinos: "Lo más lógico es que se hable a los granadinos. Mañana he convocado al comité para hablar lo ocurrido, pero decir que quien piense que después de esta noche salimos tocados se equivoca. Este partido nunca se ríe de y nunca hinca la rodilla. Mañana con más ganas e ilusión nos vamos a tirar a la calle para devolver a los granadinos lo que se merecen. Ese es el compromiso que yo traslado a los granadinos: este partido no va a entrar en depresión y, racionalmente, va a decir qué va a hacer para ganar las elecciones municipales", manifestó.

Pérez confirmó que hay quien cree "en el divide y vencerás", para admitir que hay quienes "creían en su buena fe para elaborar un proyecto solvente para España, pero hoy se ha demostrado que se ha dividido y ha ganado el PSOE". Además, admitió que "apoyé de manera entusiasta y directa a Pablo Casado. El hombre ha tenido una noche dura y hoy le traslado el apoyo absoluto del PP de Granada porque, como decía Camilo José Cela, 'quien resiste, se queda’. Mañana será otro día, vamos a por todas. Hoy, esta amarga noche, en pocas semanas la vamos a convertir en este mismo lugar en una magnífica victoria en nuestra provincia, en nuestra Diputación y en nuestra ciudad".

Asimismo, el presidente de los populares, al ser preguntado sobre si creía que era la última derrota de Rajoy o la primera de Casado, manifestó que "no voy a entrar si es la derrota póstuma de Rajoy o la primera de Casado. Pero que en nueve meses pedirle a Casado que mantuviera una magnitud, cuando el partido venía en caída libre, porque en el año 15 y 16 no teníamos a Vox. Si sumas los votos, está el resultado, pero a pesar de eso aquí estamos. Pablo Casado es un líder como la copa de un pino y este partido tiene que seguir apoyándolo. Hace dos años, a Sánchez el PSOE lo puso en la calle y hoy lo están aplaudiendo con banderas. Casado con perseverancia y rigor lo vamos a ver de presidente del Gobierno".

Para culminar admitiendo que "si fuese socialista en la capital no estaría contento. El centro derecha tiene 70.000 votos y la izquierda 40.000 y yo estoy aquí para ganar y dar a Granada lo que necesita. Unas municipales son unas municipales y las generales las generales".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios