Granada

Las ESPECIAS, reinas de la cocina hindú

  • La india es una gastronomía variada en la que se puede probar cordero, pollo, verduras o marisco · Los distintos condimentos de las salsas las dotan de un toque afrodisiaco· Restaurante indio Muglia 1. c/ Casillas de Prats, 6, junto Plaza de Gracia .Teléfono: 958 26 48 28

Comentarios 5

Comer es uno de los mayores placeres del mundo. De hecho, la gastronomía forma parte de la vida social. Salir de tapas con los amigos, cenas de empresa o comidas familiares son formas de ocio en las que el paladar es el principal protagonista, en un juego en el que probar sabores diferentes es lo divertido. Además, también es una buena forma de conocer otras culturas y recorrer el mundo sin salir de casa.

La comida india cada vez está más expandida a nivel internacional. La suya es una gastronomía variada, fruto de diversas culturas que la han enriquecido a lo largo de los siglos, ya que distintas civilizaciones han colonizado el país dejando tras de sí su rastro. "Es más elaborada que la mediterránea y tiene muchísimas salsas", comenta Mirza. M. Asghar, propietario del restaurante Muglia I. Él regenta este establecimiento desde hace quince años y cuenta que el negocio ha tenido muy buena acogida entre los granadinos. Pero también el turismo extranjero aprovecha la oportunidad de probar nuevas experiencia comiendo en un restaurante indio. "Aquí vienen suizos, ingleses, americanos, indonesios, malasios y los propios indios", afirma.

Pero ¿qué tienen estos platos que atraen tanto? En la cocina india las especias cobran especial relevancia. Curry picante o suave, cardamomo, canela, azafrán o clavo acompañan a todo tipo de salsas, otra de las estrellas de esta gastronomía. Con estos condimentos se cocinan platos laboriosos en los que la carne es una invitada primordial, pero no la única, porque además de la gran variedad de platos de cordero o pollo, el marisco las verduras y el arroz, también están presentes.

La variedad está servida en una carta en la que se pueden encontrar 120 platos diferentes. Entre las recomendaciones está el Bengan Bhajee (berenjena al horno con cebolla y tomate), el pollo Nariyal (cocinado con leche de coco y limón), Cordero Balty (con tomate, pimientos verdes, jengibre, ajo y cilantro fresco) o las gambas Patia (aliñadas con salsa al curry con limón y mango agridulce).

Gustos distintos para estimular los sentidos. De hecho, los platos de la cocina india son estimulantes por la cantidad de especias que se utilizan en su elaboración, una práctica culinaria que tiene efectos afrodisiacos para disfrutar de una velada romántica y conocer sensaciones distintas. Una cocina elaborada en la que se invierte mucho tiempo. "Se puede tardar ocho horas en realizar una salsa para acompañar el plato. Además tengo lo más típico de india porque llevo muchos años de experiencia en la hostelería y he seleccionado lo mejor. La mayoría de los días sirvo casi todos los platos de la carta", afirma Mirza.

Los menús degustación son los mejores si el comensal se ha iniciado recientemente en la gastronomía india. Se puede probar un poco de todo para poder elegir en próximas ocasiones. "La mayoría de las veces la gente viene con el plato que quiere pedir en mente. Muchas amigos tienen ya una idea fija porque algo les gusta mucho, pero, al principio el cliente suele preguntar y yo les recomiendo".

Granada es un lugar propicio para probar estos sabores. Pero quien viaje a Inglaterra, también tendrá grandes oportunidades para comer en un restaurante indio. Esta tradición proviene del dominio británico en el país durante años, por lo que los ingleses han importado estos hábitos culinarios. Lo que está claro es lo que dice el refrán: "allá donde fueres, haz lo que vieres". Así que antes de viajar a la India qué mejor que llevar aprendida la lección desde casa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios