Medio Ambiente

Ecologistas llevan a los tribunales la autorización ambiental de un nuevo telesquí en Sierra Nevada

Imagen de archivo de una actuación en Montebajo en 2010, previa a la celebración de la Universiada y cerca de la zona en la que se pretende instaalr el nuevo telesquí

Imagen de archivo de una actuación en Montebajo en 2010, previa a la celebración de la Universiada y cerca de la zona en la que se pretende instaalr el nuevo telesquí / G. H. (Granada)

La organización Ecologistas en Acción de Granada ha interpuesto una denuncia ante la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) contra la autorización ambiental unificada otorgada por la Junta de Andalucía para la construcción de un nuevo remonte y una línea de creación de nieve artificial en la estación de esquí de Sierra Nevada.

Esta vía se suma al recurso de alzada que ya presentaron en el pasado mes de julio ante la Consejería de Desarrollo Sostenible para frenar el proyecto de esta nueva instalación en la estación de esquí granadina.

Según han denunciado los ecologistas, la autorización concedida para la construcción de esta infraestructura, un telesquí proyectado para la zona junto con un sistema de máquinas de generación de nieve artificial, "pasa por alto, a pesar de los informes técnicos, los daños irreversibles a ecosistemas estrictamente protegidos de la Red Natura 2000", una red ecológica europea de áreas de conservación de la biodiversidad gestionada por el Gobierno de España.

"Por eso se ha denunciado también ante el Ministerio de Medio Ambiente y la Unión Europea, ya que la autorización otorgada a Cetursa para un nuevo telesquí supone destrozar aún más Sierra Nevada y además con fondos europeos", han detallado desde la organización.

Ecologistas en Acción asegura que más de dos hectáreas de cuatro hábitats reconocidos por la ley europea y española se perderían para siempre con la creación de este proyecto, a la vez que conllevaría la eliminación de ejemplares de tres especies en peligro de extinción y/o estrictamente protegidas, además de decenas de endemismos únicos de Sierra Nevada.

Los estudios contra este permiso de los ecologistas apuntan un "impacto severo" en 24.318 metros cuadrados ocupados por hábitats de interés comunitario y la alteración "irreversible" de 9.940 metros de enebral-piornal de alto interés ecológico, entre otros daños.

"Además, habría que añadir que esta instalación lleva asociada una línea de producción de nieve artificial, por lo que se trataría de añadir todavía más gasto de agua en una estación donde cada vez llueve menos y las temperaturas son más altas", han comentado.

Desde la organización aseguran que "claramente se ve que se planifica en contra de lo aconsejado para actuar acorde a la perspectiva del cambio climático que se nos viene", señalando al Espacio Natural de Sierra Nevada como "uno de los puntos del planeta dónde más se está notando" ese cambio climático.

La denuncia ante el TSJA se produce porque, según han explicado, este proyecto y otros de la estación de esquí deben estar incluidos en un Plan de Actuaciones general, que debe llevar asociado un Plan Ambiental Estratégico, el cual se está elaborando.

"Pero resulta que hay una serie de actuaciones de carácter urgente que no pueden esperar al desarrollo y acabado final del Máster Plan, ya que su implantación es necesaria para la supervivencia de la Estación de Esquí a corto plazo. Es decir, que se saltan la Ley de Evaluación Ambiental, pisoteando toda la legislación europea y estatal, porque tienen prisa", denuncian desde Ecologistas en Acción.

Infraestructura para deportistas

La construcción de estas infraestructuras responde, según han comentado a este periódico fuentes de Cetursa, la empresa que gestiona la estación de esquí de Sierra Nevada, a una necesidad para los deportistas invernales de alta competición. Con este remonte se daría a la zona esquiable de Montebajo una opción más para competir y entrenar a los practicantes de deportes de invierno, y se igualaría la instalación granadina a otras de primer nivel español y europeo.

Sobre esto, desde Ecologistas en Acción aseguran que la justificación para este último "desatino" en Sierra Nevada "es dar satisfacción a los esquiadores de competición, y a clientes de alto nivel, no sabemos si deportivo o económico, a los que Cetursa mima".

"Pero resulta que los esquiadores federados en la Federación Andaluza de Deportes de Invierno (FADI) que estén en activo se reducen a 33 (entre slalom, freestyle y snowboard) y el presupuesto económico de esta actuación es de 2.320.085,36 euros. Es una aberración, se mire como se mire, dedicar tamaño presupuesto para un beneficio deportivo mínimo y con unas consecuencias ambientales que no se pueden consentir en un Espacio Protegido", denuncian desde la organización.

Los ecologistas han pedido al Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico que intervengan, ya que según aseguran es el responsable último de garantizar la integridad de la Red Natura 2000, según la legislación europea. Además, denuncian que la Comisión Europea debe garantizar que los fondos REACT-UE, incluidos en los fondos Next Generation, se apliquen conforme a los reglamentos que obligan a que sean utilizados para promover la recuperación ecológica, digital y resiliente de la economía.

"Estos fondos europeos tienen como principio el DNSN, en sus siglas en ingles traducido como no causar daños significativos sobre el medio ambiente y la biodiversidad, y es una de las condiciones impuestas por la Unión Europea para poder optar a esos fondos, por lo que las obras autorizadas no encajan con un proyecto que va a destrozar gravemente una zona de la RED Natura 2000", han denunciado.

Por todo ello, Ecologistas en Acción ha asegurado que pedirán al Tribunal Superior de Justicia de Andalucía que suspenda la Autorización Ambiental que se ha concedido "hasta que se cumplan con todos los requisitos que se han saltado: urbanísticos, económicos y ambientales".

Proyecto de telesquí

Por su parte, fuentes de Cetursa consultadas por Granada Hoy han señalado que la denuncia interpuesta por los ecologistas no tiene que ver con ellos, sino con las autorizaciones al proyecto de remonte y línea de generación de nieve artificial, por lo que no han entrado a valorar la noticia

Según han explicado, la construcción de estas infraestructuras no están en marcha, y ahora, con la llegada de la temporada de esquí, prevista para este sábado 3 de diciembre, no se va a realizar la intervención. Desde la empresa que gestiona la estación de esquí aseguran que una vez llegue el verano de 2023, se valorará la situación judicial del proyecto y se decidirá como actuarán en este caso.

La Consejería de Educación y Deporte de la Junta, institución que era la encargada de gestionar Cetursa y la estación de esquí de Sierra Nevada antes a las últimas elecciones autonómicas de junio, destinó 2,5 millones de euros a la construcción y equipamiento esta zona de competición.

"Esta medida permitirá poner a disposición de los deportistas un nuevo estadio de competición y entrenamiento equipado con sistemas de nieve producida, acceso preferente o exclusivo (según fechas y necesidades) y que permita una alta rotación en sus entrenamientos para mejorar su preparación, con el objetivo de mejorar los resultados y presencia nacional de los equipos andaluces de esquí y snowboard", anunciaban desde Cetursa.

Las instalaciones se ubicarán en la antigua pista de El Puente, donde se celebraban carreras hasta los años 80 y dejó de utilizarse cuando se desmontaron los antiguos telesilla Monachil y telesquí Montebajo. La instalación de un remonte de uso preferentemente deportivo supondrá, según informaban, un "importante salto cuantitativo y cualitativo en el desarrollo turístico y deportivo de la estación, uno de los principales motores económicos de la provincia de Granada".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios