Granada

Estudian cambiar el sentido del tráfico en San Juan de Dios

  • La capital analiza la viabilidad de reordenar la calle e implantar un bus

  • El proyecto incluirá un cambio global de la movilidad

Señal de prohibido en el acceso a la calle San Juan de Dios. Señal de prohibido en el acceso a la calle San Juan de Dios.

Señal de prohibido en el acceso a la calle San Juan de Dios. / g. h.

Los vecinos lo han solicitado en innumerables ocasiones. Desean cambiar el sentido del tráfico en la calle San Juan de Dios para revitalizar el barrio. Convertirse en puerta de acceso a través de la Avenida de la Constitución es, a su juicio, una buena fórmula de devolverle la vida a un entorno que se ha visto muy deteriorado en los últimos años. El partido socialista, en la oposición, siempre se mostró favorable a esta propuesta. El ahora alcalde, Francisco Cuenca, y la concejal de Movilidad, Raquel Ruz, acudieron en aquel entonces a la zona y mostraron su apoyo a los vecinos.

Ahora, ya en el Gobierno y después de que las protestas vecinales se hayan intensificado, se estudia la posibilidad de atender a su demanda. Según explicó ayer la concejal de Movilidad, Raquel Ruz, el área que lidera está trabajando en un proyecto de movilidad integral en la zona. Así, no sólo se analiza cómo afectará la modificación del sentido de la vía de manera que los coches accedan por la avenida de la Constitución en sentido San Juan de Dios sino también los efectos en el resto de calles colindantes. En el estudio, también se plantea la posibilidad de introducir una línea bus como años atrás.

El giro al tráfico de San Juan de Dios se hizo en el año 2004 de manera provisional con motivo de las obras de la Gran Vía. Sin embargo y tal y como sospecharon los vecinos nunca llegó a darse la vuelta.

Los comerciantes de la zona están convencidos de que la bajada de las ventas se debe, precisamente, a que el barrio expulsa a los coches y potenciales clientes y no al revés. El pasado mes de abril surgió otra plataforma que pelea por la mejora del barrio. En su constitución presentaron un decálogo para mejorar la zona que incluía el cambio de sentido, precisamente para favorecer al comercio, tan afectado por la apertura del Centro Comercial Nevada. También reducir la velocidad para que se convierta en una calle pacificada.

No obstante, no eran las únicas propuestas. También solicitaron poner coto a los grafiteros, mejorar el pavimento, el alumbrado para ganar seguridad en un barrio que concentra a numerosos colectivos desfavorecidos. Precisamente también solicitaron desviar algunos centros sociales a otros distritos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios