Granada

Fomento remite el acuerdo sobre el AVE y el Consistorio pide más datos

  • Isabel Nieto quiere que se dejen claros aspectos como el aprovechamiento del suelo o la financiación "para evitar que estemos otros cuatro años peleados"

El Ministerio de Fomento ha remitido a la Junta de Andalucía y al Ayuntamiento de Granada el protocolo de acuerdo para la llegada del AVE a la capital granadina que será soterrado por la barriada de La Chana y garantizará la intermodalidad con el Metro.

El protocolo es consecuencia del acuerdo alcanzado por las tres administraciones el pasado 16 de enero y en principio no va a haber problemas para que se desarrolle, si bien el Consistorio, por medio de su concejal de Urbanismo, Isabel Nieto, ya advirtió de que hay "algunos matices" que querría aclarar "para que no estemos otros cuatro años peleados".

El subdelegado del Gobierno en Granada, Antonio Cruz, detalló que la solución planteada incluye el desmantelamiento de la línea Moreda-Granada, que se unificará a los pasillos ferroviarios de acceso a la ciudad en el de la actual Bobadilla-Granada.

Asimismo, se garantiza la depresión de la travesía de la línea Bobadilla-Granada a su paso por La Chana, entre la circunvalación y el Camino de Ronda, para permitir su soterramiento total o parcial.

El desvío del río Beiro se hará de acuerdo a los criterios que establezca la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir para permitir la depresión del trazado ferroviario. Habrá un nuevo haz de vías de la estación, deprimido en aproximadamente cuatro metros, de tal modo que se compatibilicen los objetivos urbanísticos y ferroviarios. La solución deberá permitir la máxima permeabilidad entre ambos márgenes de la estación, pero sin dificultar la habitabilidad, explotación y mantenimiento de la misma.

El nuevo edificio de la estación estará en superficie a la cota actual, en cuyo frente se dispondrá el trazado del Metro ligero acordado entre el Ayuntamiento y la Junta "para lograr el máximo grado de intermodalidad". Además, las instalaciones ferroviarias situadas en el casco urbano, tanto las ubicadas en la estación como las que se apoyan sobre la travesía de la línea Moreda-Granada, saldrán de la capital.

En cuanto a la financiación, Fomento aportará el coste estimado para la duplicación de los tramos urbanos de las dos líneas, su adecuación para la circulación a alta velocidad y para la remodelación de las vías e instalaciones de la estación ferroviaria. Además, aportará el aprovechamiento urbanístico que pudiera corresponderle en los suelos del patrimonio ferroviario. Los recursos así generados se emplearán, en primer lugar, en la reposición de las instalaciones ferroviarias auxiliares, incidió Cruz.

Por su parte, la Junta y el Ayuntamiento financiarán la integración del ferrocarril no cubierto por las aportaciones del Ministerio. Para ello contarán con los aprovechamientos urbanísticos que puedan corresponder a las administraciones ferroviarias y con las cargas urbanísticas quepuedan asignarse a los sectores no desarrollados colindantes al trazado ferroviario.

La Junta aportará hasta el 20 por ciento de los costes del pasillo ferroviario mejorado. La forma y procedimiento para la financiación de la actuación se concretará en un convenio posterior, pero probablemente se llegará a un acuerdo similar al que tuvo el AVE en Málaga, en el que la fórmula fue: un 60 por ciento lo aporta Fomento, el 20 la Junta y el 20 restante, el Ayuntamiento. Isabel Nieto, aun reconociendo que el protocolo es un "buen punto de partida", entiende que es necesario trabajar sobre él para alcanzar un acuerdo que dé paso al comienzo de las obras, para lo que no se ha fijado fecha.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios