Francois-Xavier Lacroix | Director general de Aguas Danone en España (matriz de Lanjarón) "El poder de marca de Agua Lanjarón es increíble por su origen, calidad y gusto"

  • El responsable de la marca granadina llama a tener una visión holística sobre la naturaleza y remarca la apuesta de su compañía por la economía circular

El director general de Aguas Danone y máximo responsable de Lanjarón, Francois-Xavier Lacroix El director general de Aguas Danone y máximo responsable de Lanjarón, Francois-Xavier Lacroix

El director general de Aguas Danone y máximo responsable de Lanjarón, Francois-Xavier Lacroix / Lorenzo Durán

El galo Francois-Xavier Lacroix es el director general de Aguas Danone España y, por ende, el máximo responsable de la marca granadina Agua Lanjarón. Transmite su tono afable por teléfono, impregnadísimo de su evidente acento francés, hablando sobre cómo ha pasado la pandemia y cómo la compañía que dirige se dirige hacia un futuro en el que quieren ser punta de lanza de la lucha por la sostenibilidad y un planeta limpio.

Han dado su palabra de que Lanjarón fabricará todas sus botellas con plástico reciclado ya en 2021, aunque el reto era para 2025. Explica que la pandemia ha sido un momento para el liderazgo, para "mostrar ejemplo, proximidad con el equipo y mantener la onda y el espíritu alto", ya que entiende que la posición está para algo más que para dar buenos resultados. Valora que los trabajadores de la compañía han quedado satisfechos de cómo se ha manejado la crisis en la que, insiste, han puesto la salud como su absoluta prioridad.

–¿Qué les ha llevado a embarcarse en este reto de que todas sus botellas sean recicladas ya a partir del año 2021?

–Es un camino que empezamos hace años en Danone, el de la sostenibilidad y la economía circular. Cuando traemos al consumidor la naturaleza, el agua mineral de lugares perdidos, ya desde el principio existe una idea de que debemos proteger a la naturaleza porque es nuestra fuente de trabajo. En lo primero que estamos trabajando es en que todo el proceso esté bajo control para que no haya impacto.

–Parece que apostar por la naturaleza y ser punteros en la economía verde es el gran objetivo de Lanjarón, ¿no?

–Desde el punto de partida, tenemos que tener una vista holística de todo el impacto que tenemos sobre la naturaleza. No podemos proteger solamente Lanjarón y su alrededor y olvidar que al final nuestra botella te la vas a encontrar en no sé dónde y la gente no va a cuidar esta bebida. Por eso, hace años que pensamos e introducimos el plástico verde, el plástico reciclado y Lanjarón ha sido una adelantada en este tema. Por eso, hemos trabajado todo el 2020 en este proyecto. En un principio, habíamos hecho la promesa de conseguirlo en 2025 y para nosotros fue muy importante tener un objetivo, pero si podíamos hacerlo más rápido lo íbamos a hacer. Finalmente, encontramos la manera técnicamente, porque no es tan fácil hacer una botella aunque lo parece, y sobre todo económicamente. Evidentemente, esto es más caro para la empresa. Teníamos que encontrar el cómo técnico y económico. A finales de 2021 lo vamos a tener. Hablar está bien, pero hacerlo es otra cosa diferente. 

–¿Cómo están siendo los resultados de Lanjarón en 2020?

–Está claro que no es el mejor año de la historia de Lanjarón. El impacto de la crisis ha sido para todo el mundo. Tenemos distintos canales dentro de nuestras ventas y sabemos el precio que han pagado hoteles y restaurantes. Para los servicios y todo lo que hay alrededor de la comida fuera del hogar ha sido un annus horribilis.

–La vinculación a la hostelería de la marca es bastante alta.

–Por supuesto, se ve en ejemplos como la botella que tenemos retornable para establecimientos. Estamos cerca de nuestros clientes de bares y restaurantes, por eso los apoyamos durante toda la crisis regalando algunos productos. Tuvimos una operación que se llamaba ForzaBar para ayudarlos. He estado personalmente involucrado con las condiciones de pagos para ver cómo le podemos ayudar en términos de financiación y de cash porque son nuestros clientes, pero son algo más como socios de nuestro negocio. En un año así no podemos dejarlos. Ya que sabemos que algunos no no van a poder sobrevivir. Es un desastre económico para el país porque España depende mucho de este segmento, pero el objetivo es que su impacto al final del todo sea el mínimo. Aunque es cierto que el turismo está muy arriba y ha afectado a toda la cadena de valor. Sin embargo, la tienda de proximidad sí ha funcionado porque la gente ha estado mucho en las casas.

"Andalucía es el jardín de Lanjarón, donde somos el número uno y queremos seguir siéndolo"

–¿Qué proyectos de futuro hay?

–Lanjarón va a seguir su expansión. Tiene un poder de marca increíble por su origen, su calidad y por su gusto. Desde mi punto de vista, tiene un gusto especial a lo crispy ice (hielo crujiente). Cuando la bebes te das cuenta que viene de alta montaña, no es el mismo gusto que otras aguas minerales porque arriba de todo de su composición el mineral es especial. Es un agua que tiene justo la cantidad de minerales que necesita tu salud. Además, es una marca querida y amada en toda Andalucía, pero poco a poco la fama de Lanjarón es más conocida y tiene una reputación alta en todo el país. Andalucía tiene que ser el jardín de Lanjarón, donde somos el número uno y queremos seguir siéndolo, pero también creo que todos los españoles tienen que poder disfrutar de la magia de Lanjarón.

–Precisamente, el agua es un tema que está muy en el candelero por la salida bursátil de un índice de este recurso que se cotiza en Wall Street. ¿Qué valoración hace?

–Puedo dar mi opinión personal. El agua es importante y el acceso es un derecho natural de todo el mundo. Si para proteger este derecho hay que meter un precio para permitir el acceso a todo el mundo, OK, pero si lo que va a hacer es que sea más complicado de encontrar ese recurso... Nosotros estamos luchando para ofrecer e inspirar a la gente en una hidratación saludable. He discutido muchas veces respecto a la comparación con el agua del grifo, pero lo que hacemos en Aguas Danone es complementario. A mí me va bien, no estoy luchando para que el agua no sea potable. Para mí el agua de grifo es como el autobús público, todo el mundo puede tomarla y comprarla, pero estoy comercializando el autobús sino un Tesla.

"Si el agua sale a los mercados para valorarla y cuidarla está bien; si es para especular fuera del mercado estaría mal"

–¿Qué mensaje de futuro le gustaría lanzar?

–Queremos ser mascarón de proa de la lucha contra la huella de carbono en 2025. A nivel grupo de grupo tenemos el lema de One planet, one health (un planeta, una salud). Tenemos esa filosofía. Podemos utilizar las fuerzas del mercado para el bien común. Es como el índice, si es para valorar y cuidar al agua está bien. Si es para especular, está mal. El arma que hace de ti que seas bueno o malo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios