Granada

El Gobierno confirma que el crimen de Las Gabias fue violencia machista

  • La Guardia Civil remite el informe final en el que se considera probado que el disparo que acabó con la vida de Mar fue intencionado

Comentarios 0

"La Delegación del Gobierno para la Violencia de Género condena el último asesinato por violencia de género, sucedido en Las Gabias el pasado 10 de mayo, y muestra su apoyo a la familia". Este fue el mensaje que ayer emitió el Gobierno central para confirmar que la muerte de Mar Contreras, que tuvo lugar hace una semana en el campo de tiro de Las Gabias, fue un crimen machista. El mensaje fue publicado en el perfil oficial de Twitter de la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género tras recibir el informe final de la investigación realizado por la Guardia Civil, en el cual, como ya adelantó Granada Hoy, se expone que José Miguel F., de 24 años, acabó con la vida de la que había sido su novia, de 21 años, de forma intencionada con un disparo en la cabeza y tras ello se quitó la vida.

El impacto de bala que presentaba la joven en la cabeza. La ausencia de gritos de auxilio o llamadas de socorro. La rapidez en producirse los dos disparos. La posición en la que fue hallada la víctima. El lugar y la hora en que se produjo: un punto de sombra para las cámaras de vigilancia del Centro de Alto Rendimiento de Tiro Olímpico y cuando ya no quedaba nadie en la instalación. La "tóxica" relación de pareja que mantuvieron los jóvenes, como demostraron amigos de Mar con audios y conversaciones de Whatsapp. Todas pruebas recabadas por los investigadores evidencia que la muerte de Mar es un homicidio compatible con carácter criminal, algo que desde el primer momento fue denunciado por María del Mar Chambó y Herminio Contreras, padres de la joven.

El Ayuntamiento de Granada ha convocado un minuto de silencio hoy a las 12:00 horas

El pasado lunes, Chambó, en declaraciones a este diario, denunció que a su "niña" la habían matado "con premeditación. Quiero que se sepa que esto no ha sido un accidente, ha sido un asesinato planeado". Los progenitores llegaron a esta conclusión tras conocer el "maltrato psicológico" que había sufrido su hija gracias a las conversaciones que había mantenido con sus amigas. En ellas se describían los problemas de su pareja -diagnosticado con bipolaridad esquizofrénica- y las idas y venidas de la relación, pruebas que fueron remitidas a la Guardia Civil y que, en "un segundo informe", también serán remitidas al Juzgado de Instrucción número 4 de Santa Fe, encargado de dirigir el caso, que está además a la espera de recibir otro informe de criminalística para decidir el destino final de la causa: si se archiva, tras haber fallecido el homicida, o si se deriva al Juzgado de Violencia de Género.

Si bien, desde la Junta de Andalucía se personarán en la causa, tal y como indicó ayer la delegada en Granada, Sandra García, que trasladó "todo el apoyo a su familia, con la que estos tristísimos días hemos estado en contacto, y todo el respaldo del Gobierno andaluz que se personará en la causa".

García insistió en que "no vale mirar para otro lado, las instituciones tienen que estar a la altura y la sociedad tiene que estar unida y comprometida (...) para acabar juntos con esta lacra".

La presidenta de la Junta, Susana Díaz, también se pronunció al respecto a través de Twitter, con un mensaje de "apoyo a su familia y allegados", en el que expuso que se "niega a aceptar que esta lacra convierta a las víctimas en cifras".

El delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, también lanzó un mensaje de "repulsa absoluta" y confirmó que "se trata de quinta víctima de Violencia de Género en Andalucía" en lo que va de año. Asimismo, la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Dolors Montserrat, publicó varios mensajes en los que se mostró "consternada por la confirmación del último asesinato de una mujer de 21 años víctima de violencia de género. Mi firme condena y apoyo a sus familiares". Asimismo, la ministra resaltó el "máximo compromiso del Gobierno para acabar con la violencia que se ejerce hacia las mujeres por el solo hecho de serlo (...), que se refleja en los PGE con una cifra histórica de 408 millones de euros".

Mar tenía 21 años y era modelo y estudiante de tercer curso de Filología Hispánica en la Universidad de Granada. Por este motivo, la institución universitaria se concentró ayer a mediodía frente a las puertas de la Facultad de Filosofía y Letras como "acto de denuncia de este asesinato y de todos los que se producen por violencia de género", según indicó la rectora, Pilar Aranda.

En la concentración, la delegada de la clase de Mar, Ángela Castañeda, leyó un comunicado en el que transmitieron su "más sentido pésame a su familia y seres queridos". Los compañeros de la joven mostraron su "más absoluta repulsa visceral al machismo, a la violencia de género y a la concepción opresiva del amor que se ha llevado por delante la vida y el futuro de Mar". Lo cual también reivindicaron el martes, en un acto convocado por ellos, que tuvo lugar en la Plaza del Carmen, al que asistieron un millar de personas.

Por su parte, la vicerrectora de Responsabilidad Social, Inclusión e Igualdad, Teresa Ortega, en nombre de la UGR, condenó "el asesinato" y exigió que "la ausencia que ha dejado en la memoria de la comunidad universitaria se traduzca en determinación y firmeza para erradicar la cultura de la desigualdad, esa cultura que camufla de normalidad la violencia que ella vivió y que miles de mujeres sufren cada día en sus diferentes formas".

Desde el Ayuntamiento de Granada se ha convocado para hoy un minuto de silencio, que tendrá lugar a las 12:00 horas en la Plaza del Carmen, para mostrar "su más rotundo rechazo y condena de esta muerte por violencia de género, y traslada sus condolencias y apoyo a su familia".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios