Granada

El Gobierno destituye por teléfono a la granadina María José Rienda al frente del CSD

  • El Consejo de Ministros nombrará hoy nuevo presidenta del Consejo Superior de Deportes a Irene Lozano, que hasta ahora era secretaria de Estado de la España Global

María José Rienda (PSOE) María José Rienda (PSOE)

María José Rienda (PSOE)

La granadina María José Rienda, exesquiadora profesional, ha sido destituida como presidenta del Consejo Superior de Deportes (CSD), un cargo que le asignó  Pedro Sánchez en su primer Gobierno socialista de 2018. Según las fuentes citadas por las agencias de noticias, el nuevo Ejecutivo buscaría ahora para ese cargo "un perfil más político" y por eso será nombrada Irene Lozano, como sustituta. 

El Consejo de Ministro nombrará este martes a la hasta ahora secretaria de Estado de la España Global como nueva presidenta del CSD, un puesto ocupado por Rienda hasta este pasado domingo, cuando fue la granadina acompañó a la Selección española masculina de Balonmano en la final del Europeo y apareció junto a todos los jugadores y el equipo técnico durante la celebración en Suecia.

Según ha informado Europa Press, fuentes conocedoras de la decisión han asegurado que Rienda "ha hecho un buen trabajo" al frente de la institución y que la llegada de Lozano se justifica en la necesidad de "un perfil más político para el mundo del deporte".

De este modo, Sánchez sigue contando con Lozano, que fue una apuesta personal, pero no frente a la Secretaría de Estado de la España Global que, con la nueva ministra (y con un contexto político diferente) no estará tan centrada en la vertiente exterior del 'procés', sino que incluirá diplomacia económica y se reforzará asumiendo la estrategia de comunicación de Exteriores.

En este contexto, el fichaje de Lozano "es clave" por su "experiencia adquirida" en Exteriores, y con ella al frente del CSD se perseguirá mejorar la "internacionalización y la diplomacia" de España como "gran potencia deportiva".

Por último, las mismas fuentes han explicado que una de los primeros objetivos de Lozano en su llegada al CSD es negociar la Ley del Deporte "una vez que los aspectos técnicos están cubiertos".

El papel de María José Rienda, centrado en los deportistas

En junio de 2018, la exesquiadora granadina juró su cargo como presidenta del CSD. En aquel acto, con la presencia del ex ministro de Cultura y Deporte, José Guirao (que tampoco ha mantenido la confianza del nuevo Gobierno de PSOE y Podemos), dijo llegar "con fortaleza y determinación" para trabajar por el deporte. "Es un privilegio y un orgullo comenzar esta nueva andadura que es una gran responsabilidad. El CSD me trae muchos recuerdos, es un referente y sobre todo es la casa de los deportistas. Llego con fortaleza y determinación de trabajar por todo lo que representa el CSD", afirmó la granadina, que en este tiempo ha puesto siempre el foco de su gestión en los propios deportistas.

Ya entonces se marcaba como reto la tramitación de la nueva Ley del Deporte, tarea que ahora le corresponderá a su sucesora, con más experiencia en el terreno político y la negociación. 

El entonces ministro Guirao indicó que con el nombramiento de Rienda el Gobierno había querido "reconocer su trayectoria como deportista": cinco Juegos Olímpicos y seis victorias en pruebas de la Copa del Mundo de esquí. También se buscó "un reconocimiento a la condición femenina", algo que ahora se mantiene.

"Ella reúne todas las características que el Gobierno quería y no viene de nuevas. Sabe lo que es la gestión deportiva", afirmó Guirao en hace casi dos años, en alusión a la experiencia de Rienda en la Junta de Andalucía. Aquella toma de posesión transmitió en todo momento que el objetivo estaba centrado en el deportes y sus protagonistas, sobre todo cuando Guirao afirmó que "sobre el deporte está el foco del juego limpio, el esfuerzo y la vertebración de las ilusiones y en él tenemos que buscar la ejemplaridad, porque hay mucha gente que se mira en los deportistas".

El perfil de la sucesora de Rienda, Irene Lozano, hace suponer que, ante la inminencia de unos Juegos Olímpicos este año, el Gobierno busca que el deporte se convierta en una herramienta más de la diplomacia española en el exterior

Las fuentes aseguran que la designación de Lozano para el cargo dependiente del nuevo ministro de Cultura y Deporte José Manuel Rodríguez Uribes en realidad es una apuesta personal del presidente Pedro Sánchez. 

Lozano, licenciada en Lingüística por la Universidad Complutense de Madrid; y diplomada en Filosofía por el Birkbeck College de la Universidad de Londres, ha sido hasta ahora secretaria de Estado de la España Global, en el Ministerio de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación.

Al frente de este organismo, que puso en marcha hace un año y cuatro meses y que se consolida en la nueva estructura del Gobierno con tres direcciones generales, ha sido la encargada de proteger y proyectar la reputación de España en el exterior a través de un fuerte impulso a la Diplomacia Pública en todas sus variantes.

Una de ellas ha sido, precisamente, la Diplomacia Deportiva, en plena coordinación con el Consejo Superior de Deportes, y que la propia Lozano desgranó en el prólogo del libro La Diplomacia Deportiva como Actor de la España Global.

Además, la propia Lozano colaboró con el jefe del Ejecutivo en la elaboración de su libro, titulado Manual de Resistencia. Este volumen surgió a raíz de unas conversaciones entre Sánchez y la propia secretaria de Estado para la España Global. "El autor es él, yo solo le he dado forma literaria porque me dedico a ello",

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios