Granada

Golpe récord contra el tráfico de 'maría' y los enganches de luz

  • 12.000 plantas intervenidas, 4 detenidos y 23 más investigados por fraude en la red eléctrica

Las diez parcelas habían sido ocupadas de forma ilegal y habilitadas como plantación de marihuana. Las diez parcelas habían sido ocupadas de forma ilegal y habilitadas como plantación de marihuana.

Las diez parcelas habían sido ocupadas de forma ilegal y habilitadas como plantación de marihuana. / g. c.

Cuatro detenidos, 23 investigados, 37 enganches ilegales a la red eléctrica detectados y más de 12.000 plantas de marihuana intervenidas. Todo esto en Atarfe. Este ha sido el resultado, hasta el momento, de la Operación Rotavátor 2, la cual supone el mayor golpe al tráfico de marihuana realizado por la Guardia Civil en Granada en lo que va de año.

La lucha contra la marihuana, que lleva consigo aparejada erradicar el fraude en el fluido eléctrico, fue uno de los compromisos que asumió la Subdelegación del Gobierno de Granada, junto con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, que ahora heredará el nuevo equipo socialista que se ponga al frente de esta institución.

Se trata del mayor decomiso de marihuana realizado en la provincia en lo que va de año

De momento, las medidas aplicadas hasta ahora van dando sus frutos y así lo demuestran una vez más los resultados de esta nueva operación policial que tan solo es "una más de las que se realizan en provincia" tal y como indicaron desde la Benemérita.

Todo empezó cuando la Guardia Civil de Atarfe, a la par que fue solicitada por Endesa para descubrir conexiones ilegales a la red eléctrica que la compañía había detectado en el barrio de El Barranco de la localidad, comenzó a indagar sobre viviendas que pudieran estar cultivando cannabis en el municipio.

De este modo descubrieron la existencia de unos terrenos de las inmediaciones de este barrio -un total de diez parcelas- que había sido ocupados de forma ilegal y que habrían sido dedicados al cultivo de marihuana.

Ante ello, se estableció un dispositivo en torno al barrio que contó con agentes de Atarfe, Santa Fe, así como de las unidades de Seguridad Ciudadana de la Comandancia y de la Compañía de Armilla.

Junto a los técnicos de Endesa, los agentes fueron recorriendo cada una de las viviendas del barrio donde finalmente localizaron hasta 37 enganches ilegales. En algunas de las casas se descubrió que había un consumo excesivo de electricidad, llegando a superar los 100 amperios cuando el consumo normal de una vivienda unifamiliar es de cuatro, por lo que se realizaron diez registros domiciliarios. En ellos, se descubrieron plantaciones de interior en las que se decomisaron un total de 2.665 plantas.

Asimismo, se localizó un punto de envasado de marihuana donde se intervinieron dos balanzas de precisión, dos máquinas de envasado al vacío, una pistola eléctrica Tasser, un machete de grandes dimensiones, tres paquetes de marihuana y una caja llena de paquetes de café en los que se quería "disimular el olor de la marihuana, para así burlar a los perros antidroga". Pero además, también se descubrió que las diez parcelas ocupadas habían sido habilitadas como plantaciones de 'maría'.

Estos terrenos habían sido vallados y se había ocultado su interior con telas de rafia, ya que se empleaban como "cultivo de manera intensiva" de cannabis sátiva. Allí, los agentes intervinieron un total de 9.530 plantas de entre 50 centímetros y un metro de altura.

Por todo ello, han sido arrestadas cuatro personas a las que se acusa de un delito contra la salud pública por cultivo de droga, mientras que otras 23 más, todas ellas vecinas de Atarfe, han sido investigadas y puestas a disposición judicial por defraudación del fluido eléctrico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios