Granada

Gran Vía y Realejo, las áreas con mayor contaminación visual de Granada

  • El punto negro de la ciudad se encuentra junto a Calderería con la peor señal según su impacto, estado y situación

Presentación del mapa de la contaminación visual de Granada. Presentación del mapa de la contaminación visual de Granada.

Presentación del mapa de la contaminación visual de Granada. / Javier Algarra

Gran Vía y Realejo son las áreas con mayor contaminación visual de Granada. ¿Los motivos? Albergan 1.025 de las 1.369 señales que inundan la ciudad, según el estudio elaborado por el equipo Agenda XXI que permite al Ayuntamiento iniciar su proyecto de limpieza visual de la ciudad.

El exceso de señales en las calles de Granada, como es el caso de Calderería –considerada el punto negro de la ciudad a nivel de contaminación visual–, llevó al Consorcio a realizar un diagnóstico de la situación, algo que lleva realizado desde el pasado mes de noviembre el grupo liderado por el profesor Jerónimo Vida Manzano. En concreto, la investigación constó de unos paseos por las calles de la ciudad para extraer la información solicitada por el área de Turismo que dirige el concejal Manuel Olivares.

Tras recabar la forma, la orientación, el tamaño, las coordenadas y el impacto visual, entre otros aspectos, de todas las señales, Agenda XXI ha unificado los datos en una herramienta digital: Granada Visual. Dicha herramienta permite al Ayuntamiento conocer qué señales tienen mayor impacto o cuáles están en peor estado. Todo ello, gracias a la búsqueda avanzada que posibilita saber de manera exhaustiva los 28 elementos que se han analizado de cada señal. El informe incluye el estudio de los diferentes tipos de contenedores, mientras que han quedado excluidas las señales de tráfico ya que, además de no constituir objeto del mismo, se rigen por una normativa aprobada a tal efecto.

La contaminación visual de las señales se mide en base a la limpieza, la conservación, la estética, la funcionalidad, la proximidad a otra señal y su situación. Estos indicadores reciben una puntuación cuya suma se sitúa entre el 0 y el 50, siendo esta última la peor calificación.

Según los datos que Jerónimo Vida anticipó y que próximamente serán publicados en la web de la Agencia Albaicín, Granada obtiene una media de 20 puntos sobre 50, lo que la sitúa en una zona intermedia de contaminación visual. Si bien, destaca que peor señal de la ciudad se ubica junto a Calderería con una nota de 46,67 sobre 50, mientras que la mejor está en los inicios de Gran Vía.

"El estudio pone de manifiesto la problemática que había en la ciudad: había una maraña de señales", confesó el concejal de Turismo que, tras agradecer el esfuerzo del equipo de Jerónimo, asegura que se planificarán los cambios en la señalética de la ciudad a partir de Granada Visual.

Olivares cifró en 200.000 euros el coste de la instalación de nuevas señales, lo cual empezará los próximos días en Plaza Nueva y se extenderá a toda Granada, teniendo "una atención especial" el barrio del Albaicín por ser Patrimonio de la Humanidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios