Granada

"En el Granada CF he actuado de buena fe. Firmaba lo que me decían"

  • Quique Pina sale de prisión tras declarar por segunda vez ante el juez

  • Asegura no haber recibido "ninguna" comisión del club

"En el Granada CF he actuado de buena fe. Firmaba lo que me decían" "En el Granada CF he actuado de buena fe. Firmaba lo que me decían"

"En el Granada CF he actuado de buena fe. Firmaba lo que me decían"

Quique Pina, que acaba de salir de prisión después de haber pasado 17 días en Soto Del Real por orden del juez José de la Mata en el marco de la conocida como 'Operación Líbero', por la que se le acusa de fraude a la Hacienda Pública, blanqueo de capitales e insolvencia punible, declaró ante el magistrado que su gestión al frente del Granada CF durante su presidencia fue limpia y que "firmaba lo que le decían".

Aunque en la investigación se considera el líder de un entramado de negocios en el mundo del fútbol que podrían ser fraudulentos, él explicó al juez haber "actuado de buena fe en todo momento. He firmado lo que me han dicho porque alrededor he tenido gente que nunca en la vida hubiera imaginado el que no se pudieran hacer esas cosas como para entrar en delito fiscal".

Así lo aseveró ante el magistrado el pasado 2 de febrero, cuando finalmente se decidió su ingreso en prisión por "riesgo cierto e inminente de contaminación de futuras diligencias de prueba (...) como las declaraciones de otros investigados y de testigos", es decir, "para que el investigado no pudiera tener comunicación previa con estas personas, muchas de las cuales pertenecen a su entorno más próximo como familiares y amigos, algunos de los cuales, por su condición de testaferros del investigado podrían ser manipulados o presionados".

Por este motivo, el juez quiso tomarle declaración en dos ocasiones antes de su puesta en libertad, con el fin de "darle la oportunidad de clarificar contradicciones y ampliar su declaración sobre algunas cuestiones sobre las que ha ido ganándose conocimiento a la vista de las declaraciones practicadas", tal y como recoge el auto firmado por el magistrado José de la Mata, por el que ayer quedó en libertad provisional con cargos.

Precisamente el juez revela en su auto que existen "notables contradicciones entre las afirmaciones de Pina Campuzano, documentos obrantes en autos y otros relatos sostenidos por testigos e investigados sobre las mismas cuestiones". Es decir, que existen discrepancias entre las versiones de aquellos que han tenido que declarar ante el juez.

En su primera comparecencia ante De la Mata, Pina reiteró al magistrado que "lo único que he hecho es una gestión deportiva". Tal y como explicó, "el Granada CF cuando lo cogí, tenía una deuda de 12 millones de euros y lo que ha hecho es ir ascendiendo deportivamente y al final pagar a todo el mundo y al día". Ante ello insistió en no entender "dónde está el delito fiscal propio mío, es decir, que yo le he creado al Granada".

En cuanto al blanqueo de capitales, que estaría relacionado con la compra-venta de jugadores a través de fondos de inversión -tal y como se muestra en la investigación habría varias empresas, denominadas holding, entre ellas la mercantil Fifteen Securisitation usadas para realizar los traspasos, con las que se habría creado un triángulo mercantil entre el Granada CF, Udinese Calcio y Watford FC-, Pina explicó que "los fondos eran de ellos (Gino Pozzo, Jordi Trilles y Raffaele Riva) (...) Yo no tengo nada que ver". Tal y como explicó, él conocía "la mecánica que había, que es la que permitía la Liga de Fútbol Profesional (LFP) y ellos decían que habían hecho un informe a la Hacienda Pública, o un permiso (...) de que un fondo podía invertir y financiar para que un jugador pudiera firmar en el Granada. (...) En caso de venta, el fondo tenía una participación, un porcentaje, y el club se quedaba con otra".

En su relato insistió: "El blanqueo de capital, si es por los fondos que han creado, no tengo nada que ver. No he utilizado dinero mío, por decirlo como se dice: dinero B para crear A, que es lo que entiendo por blanqueo". Asimismo, indicó que lo único que ha hecho es "una gestión deportiva en la que si hay unos fondos registrados ante la Liga, que aparte han pedido su consenso a Hacienda como ellos me decían (...), en ningún momento creo que he obrado mal cuando he firmado un contrato con un fondo (...). No he blanqueado en ningún momento dinero".

Respecto al aspecto contable de los traspasos, Pina confesó que "en eso de cómo se contabiliza no tengo ni idea porque había una persona dentro del club (M. Z.), la cual dominaba todo de arriba abajo y puede responder a todo. Luego está Jordi Trilles, que es vicepresidente y que el aspecto fiscal lo dominaba todo. Yo no me metía en eso porque no sabía, no tengo ni idea. (...) Sí sabía que el método ese del fondo era totalmente aprobado por la LFP. De hecho había que designar a cada jugador en la Liga cuando firmaba. (...) Cuando se hacía el traspaso, la parte correspondiente era para el club y la otra para el fondo".

Tal y como se recoge en la investigación, los servicios de scouting -seguimiento de jugadores- contratados por el Granada CF también estaban bajo lupa. En concreto, en el informe aparecen dos empresas: Grup Serton 33 y Calambur Intermediaciones. Pina fue preguntado por ambas, sin embargo explicó que "era una situación que armaban ellos y todo el tema de facturas lo llevaba la persona que he dicho, que llevaba todo lo correspondiente al fondo, a Udinese, al Watford", aunque sí respondió por Calambur.

"Todos los servicios de Calambur, es lo que conozco porque es mi hermana la que la regenta y es la dueña, le digo que todos los informes estaban en el club. (...) Calambur y la otra sociedad se preocupaban más de lo que es a nivel internacional, de otro tipo de jugadores", confirmó Pina.

Asimismo, el expresidente del Granada CF al ser preguntado por la Fiscalía sobre su implicación dentro de Calambur, relató que "los servicios se hacían a base de informes (...) que realizaba mi hermana. (...) Nunca le he dejado dar un informe sin estar repasado por mí (...) Apoyaba esos informes pero no estaba dado de alta, no cobraba de Calambur. Cuando ella empezó, leía los informes que hacía a ver si estaba bien porque quería formarla". Para después reconocer que "siempre he sido el rey de la situación en el sentido de darle el apoyo, enseñarle informes, darle informes, (...) pero en ningún momento he actuado en mala fe".

La compra del yate, la cual presuntamente se hizo con una comisión recibida tras culminar el traspaso de Siqueira al Atlético de Madrid, fue otro de los aspectos más destacados de su comparecencia. La operación se relaciona con la Fundación Eldenses de Corazón, con la que Omar Z. (socio de Pina y sponsor del Granada CF a través de la firma Solver) controlaba el club Eldense, que habría recibido 363.000 euros tras efectuarse dicho traspaso, con los que después, tras otro movimiento, el dinero recaló en una sociedad de Sydney (Australia), para comprar el famoso barco de Quique Pina.

Sin embargo, este hecho fue negado por el propio Pina durante su declaración y confirmó que el barco "lo adquirió Calambur con los fondos que tenía en la cuenta (...) y lo disfrutamos tanto mi hermana como yo, como la familia. Lo considero mío porque lo ha comprado Calambur, pero la sociedad no lo es (...) El Granada CF no tuvo nada que ver con la compra".

Ante ello, el fiscal preguntó sobre la relación con el Eldense, a lo que Pina respondió que "no tiene nada que ver. Del Eldense viene una persona, Omar Z. C., que dice que va a ser patrocinador del Granada CF durante dos años. (...) La misma persona era un sponsor. (...) Se hizo un convenio en el que teníamos derecho de opción sobre sus jugadores. Nos dio una cuenta que era el club de fútbol, la fundación tiene que pertenecer al club (...) Pero eso no tiene nada que ver con el barco, es una cosa super extrañísima".

Si bien, Pina sí reconoce haber dado de alta a los encargados de cuidar la embarcación a través del Granada CF. "Eso sí es un error. Cuando había que darlos de alta, ellos se sentían más seguros dados de alta como Granada CF que como Calambur, aunque ahora sí que están dados de alta como Calambur. Al dueño del Granada yo se lo llegué a comentar. El Granada hace los pagos sabiendo lo que he dicho. No he hecho nada en el Granada sin conocerlo él".

Al término de su declaración, Pina confesó haberse "mostrado para que vea que soy transparente y no trato de engañarlo porque al final la realidad es una nada más", si bien, finalmente fue enviado a prisión preventiva, un encarcelamiento del que ayer quedó libre, al menos de forma provisional.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios