Municipal

Granada convoca una Junta de Seguridad con Universidad y hosteleros para tomar más medidas tras el descontrol de la noche

  • Será el martes y también estará la Subdelegación del Gobierno

  • El concejal de Seguridad reconoce que este puente era la "prueba de fuego" para evitar confinamientos

Granada convoca una Junta de Seguridad con Universidad y hosteleros para tomar más medidas tras las imágenes de descontrol Granada convoca una Junta de Seguridad con Universidad y hosteleros para tomar más medidas tras las imágenes de descontrol

Granada convoca una Junta de Seguridad con Universidad y hosteleros para tomar más medidas tras las imágenes de descontrol

El concejal de Seguridad del Ayuntamiento de Granada, César Díaz, ha sido hoy contundente tras las imágenes que se han hecho virales de fiestas y jóvenes incumpliendo las medidas de seguridad en Granada la pasada noche: "No se paró ni un instante". Fiestas en pisos, botellones, control de aforos, control de licencias, peleas y las imágenes que se han visto de una calle Ganivet con centenares de jóvenes que hubo que desalojar.

Pero también dice que no hay muchas más medidas que tomar que las que se tienen. "No es cuestión de más efectivos. Si hubiera el doble de policías no mejoraría mucho más la imagen ya que estarían también actuando, estaban desbordados", reconoce. Sólo en la calle Ganivet se llegaron a dispersar a 400 personas.

Ante esta situación, y en un momento crítico para la ciudad, que se juega el confinamiento tras la "prueba de fuego" de este puente, el concejal ha pedido al alcalde que convoque para el martes una Junta Local de Seguridad a la que asista tanto Subdelegación del Gobierno para coordinar más refuerzo de Policía Nacional, como, por primera vez, Universidad de Granada y Federación de Hostelería. Dos sectores con los que hay que tomar más medidas tras lo que está pasando con el ocio nocturno y los jóvenes y universitarios. 

El despliegue ayer policial en la capital era de unos 50 agentes, según Díaz el "más grande en una tarde/noche", con 37 policías locales y diez nacionales. Sólo en Ganivet hubo que dispersar a 400 personas tras la salida de los pubs y bares, por lo que fue necesario desplegar tres unidades. 

Pero, como reconoce Díaz, "es tratar de poner puertas al campo. Si se van de un sitio van a otro. No se puede poner un policía en cada esquina. Tienen que tomar conciencia de lo que tenemos", aseguró. Y por eso reclamará también más contundencia por parte de la Universidad de Granada. En otros lugares ya hay universidades que sancionan a sus alumnos e incluso pueden perder la matrícula.

Con los hosteleros se verá también el tema del ocio nocturno. Aunque las discotecas y pubs no pueden abrir con esa licencia, se están reconvirtiendo licencias a local de tarde con restauración de forma que ofrecen algo de comida o se asocian con otro restaurante y pueden abrir. Eso ha pasado, por ejemplo, en la Mae West y otros también de Ganivet. Donde sí hubo que intervenir para cerrarlo fue en la discoteca Aliatar, que abrió con licencia normal de discoteca sin poder hacerlo, por lo que fue desalojada y cerrada.

"Pero también se interviene en pisos. Anoche en más de 20", y en Pedro Antonio de Alarcón, Plaza Einstein, el Albaicín... "Se ha hecho de todo y tomado todas las medidas. Se refuerza la presencia policial, se ponen las multas más altas, con la Agencia Tributaria vemos los titulares de los pisos, más no se puede hacer. Era la prueba de fuego y la gente joven tiene que ser consciente", reconoce.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios