Investigación en el IAA

Desde Granada al Sol a bordo de la Solar Orbiter

  • La sonda, que despegó anoche, cuenta con instrumentación desarrollada en el Instituto de Astrofísica de Andalucía

La sonda, antes de despegar desde Cabo Cañaveral, en Estados Unidos. La sonda, antes de despegar desde Cabo Cañaveral, en Estados Unidos.

La sonda, antes de despegar desde Cabo Cañaveral, en Estados Unidos. / Efe

La sonda europea Solar Orbiter despegó la pasada madrugada rumbo al Sol. En su interior, el instrumento SO/PHI ayudará a desentrañar el comportamiento de las tormentas solares y su influencia en la tierra. Ese instrumento, clave en la misión, ha sido desarrollado en el Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA), dependiente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas y Centro de Excelencia Severo Ochoa.

El IAA, ubicado en el Zaidín, "colidera el desarrollo y construcción del instrumento científico más grande a bordo de la nave", indica el Instituto, el ya mencionado SO/PHI, siglas de Polarimetric and Helioseismic Imager (PHI; Imaginador Polarimétrico y Helioseísmico). "Su objetivo reside en la realización de un cartografiado preciso del campo magnético solar, responsable de prácticamente todos los fenómenos que observamos en el Sol, como las manchas, las tormentas solares o el viento solar (un flujo continuo de partículas eléctricamente cargadas que emanan del Sol y viajan por el espacio interplanetario). SO/PHI medirá también la velocidad del plasma en la fotosfera, la capa más interna de la atmósfera del Sol y de donde procede el viento solar", apunta el IAA en una nota previa al lanzamiento de la sonda la pasada madrugada.

Recreación artística. Recreación artística.

Recreación artística. / ESA

En Cabo Cañaveral, lugar del lanzamiento anoche, Jose Carlos del Toro, coinvestigador principal del magnetógrafo, indicó en declaraciones recogidas por Efe que tras el lanzamiento hay "un mañana, sobre todo para nosotros" y ahora queda "lo difícil".

SO/PHI es singular por otra cuestión. Además de recopilar datos también hará ciencia a bordo. El instrumento está preparado para convertir las medidas que tome en mapas de las magnitudes físicas solares. "Las primeras se destruirán para liberar memoria y los segundos se enviarán a tierra", explican desde el IAA.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios