Granada

Granada, la segunda provincia de Andalucía con menos agresiones a sanitarios durante 2020

  • Se registraron 72 casos durante el pasado año, una cifra inferior que la de 2019

Una sanitaria se coloca un EPI en un hospital granadino Una sanitaria se coloca un EPI en un hospital granadino

Una sanitaria se coloca un EPI en un hospital granadino / Jesús Jiménez (Photographerssports)

El contador debería a estar a cero, más aún en un año en el que han sido quienes han estado en primera línea de batalla contra el coronavirus. Sin embargo, las agresiones a los profesionales sanitarios siguen sin desaparecer. Eso sí, al menos se ha apreciado un descenso de estos episodios, que en Granada dejaron más 70 casos a lo largo del año, una cifra menor que la que registraron el resto de provincias andaluzas. Y es que la granadina es la segunda por la cola en este tipo de hechos. Es decir, Granada es la segunda provincia de Andalucía con menos agresiones a sanitarios.

A nivel autonómico, las agresiones a profesionales del Servicio Andaluz de Salud (SAS) se redujeron en 2020 en un 30,8% respecto al año anterior, de forma que se registraron un total de 1.042 frente a las 1.507 contabilizadas en 2019. Según concretó la Consejería de Salud y Familias, de las 1.042 agresiones, 733 fueron sufridas por mujeres (74%) y 309 por hombres. La mayoría de agresiones se concentraron en el personal sanitario, con un 80% del total. Además, del total de agresiones registradas, 176 fueron físicas y 866 no físicas.

Respecto a 2019, se produjo un descenso de agresiones en todas las provincias. En Sevilla, se registraron 279 agresiones frente a las 388 de 2019; en Málaga, 186 frente a 323; en Cádiz, 140 frente a 202; en Córdoba, 114 frente a 145; en Jaén, 90 frente a 122; en Huelva, 84 frente a 126; en Granada, 79 frente a 114 y, en Almería, 70 frente a 87.

Asimismo, en 2020, los letrados del SAS realizaron un total de 198 asistencias letradas, mientras que en 2019, se realizaron 232 asistencias.

Nuevo plan de prevención

La Junta de Andalucía continúa trabajando en el desarrollo de las líneas estratégicas del nuevo Plan de Prevención y Atención de agresiones para los profesionales de Sistema Sanitario Público Andaluz (SSPA), que ha incorporado como novedad la creación de una nueva figura: el profesional guía frente a agresiones.

Este profesional tiene una doble función, por un lado, ayudar en la prevención de agresiones a través de la identificación de situaciones conflictivas con carácter preventivo y derivando al educador o trabajador social a aquellas personas con un potencial alto de conflictividad, organizando además actuaciones dirigidas a profesionales, usuarios y familiares. Por otro lado, persigue mejorar la atención que se presta a los trabajadores que hayan sufrido una agresión y los acompañará facilitando los trámites posteriores, apoyándolos y asesorando acerca del procedimiento completo.

Cada centro, en función de sus características e incidencia de agresiones, está implantando esta figura. Para el desarrollo de estas funciones, se ha proporcionado formación específica a 180 profesionales. Esta figura trabajará en coordinación con los trabajadores sociales y proporcionará información de las acciones que se lleven a cabo, a nivel provincial a los interlocutores policiales y sanitarios, con el objetivo de implantar acciones concretas a nivel local dirigidas a prevenir futuras agresiones en sus centros de trabajo.

Además, se facilitará atención psicológica durante el tiempo que sea necesario y se realizarán acciones de comunicación dirigidas a concienciar a los pacientes y usuarios con campañas informativas explicando cómo funciona el sistema sanitario andaluz y qué puede o no puede hacer un profesional.

La Junta destaca que la formación a los profesionales ha cobrado especial importancia con el nuevo plan, con una doble vertiente: aprender a controlar situaciones conflictivas y qué hacer cuando se produce una agresión.

El plan recoge también la puesta a disposición de los profesionales que lo deseen el uso de la aplicación para móviles Alertcops, que permite la geolocalización en las asistencias sanitarias a domicilio y la comunicación con los cuerpos policiales. Igualmente se reforzarán las medidas de seguridad en los centros sanitarios y las condiciones de seguridad en los lugares de trabajo.

Además, el plan mejora la coordinación entre los interlocutores policiales territoriales sanitarios, los interlocutores sanitarios, los directivos de los centros y las asesorías jurídicas provinciales que también se reforzarán. Asimismo, se fomentará la participación de los delegados de Prevención en la difusión entre los profesionales del contenido del plan.

El plan integra las aportaciones del grupo de trabajo creado por la Consejería de Salud y en el que han participado los agentes sociales, asociaciones de pacientes, letrados de la administración sanitaria y fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado. Igualmente, con carácter previo a su aprobación en la Mesa Sectorial de Sanidad, ha recogido las aportaciones de las organizaciones sindicales en Mesa Técnica del Prevención de Riesgos Laborales del SAS. 

Actualmente, los centros sanitarios andaluces cuentan con más de 44.000 elementos de seguridad de distinto tipo, entre los que la Junta resalta 3.607 cámaras de seguridad, 5.380 timbres en consulta, 1.049 consultas comunicadas con interfonos, 14.1965 teléfonos en consultas, 3.71 2 salidas alternativas o 14.151 terminales en puestos de trabajo en consultas con el software en antipánico instalado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios