Granada

Granada es la provincia de España con menos enfermeros por habitantes

  • Es una las regiones de Europa con el mayor déficit de estos sanitarios en relación a su población 

  • Tiene una ratio que es menos de la mitad que la media comunitaria

Granada es la provincia de España con menos enfermeros por habitantes Granada es la provincia de España con menos enfermeros por habitantes

Granada es la provincia de España con menos enfermeros por habitantes

Granada está a la cola de Europa, de España y de Andalucía en enfermeros por habitantes. El déficit es clamoroso. Es una de las áreas geográficas comunitarias con la ratio más baja de profesionales en relación a su población.

De hecho, con 3,26 enfermeros por cada mil habitantes –sumando tanto la sanidad pública como a la privada–, la provincia se sitúa muy lejos de la media de la Unión Europea (UE), que está en 8,8. No llega ni siquiera a la mitad del promedio de la UE, que es 4,4.

Está también por debajo de la media española –de 5,3 enfermeros por cada millas de habitantes– y de la andaluza –4,13–. Como se ve en la tabla, sólo Málaga –cuya ratio es de 3,29–, se acerca a los niveles de Granada en cuanto al déficit de estos profesionales.

Ante estas cifras, el sindicato reclama al Servicio Andaluz de Salud (SAS) un aumento “inmediato” de las plantillas y advierte que la situación actual “compromete la seguridad del paciente”. La reivindicación no es nueva. Hace más de una década que Satse viene denunciando lo que considera un déficit “escandaloso”.

“La situación ha empeorado. Se mantienen las mismas ratios que hace treinta años pese a que la asistencia ha cambiado absolutamente. Ahora las estancias en el hospital son más cortas, pero requieren mayores cuidados”, explica el representante del sindicato, Juan José Sánchez. Recuerda que hace tres décadas, un paciente ingresaba para hacerse una prueba, cuando ahora hay enfermos que no se hospitalizan ni siquiera tras una operación. La menor estancia en los hospitales se traduce en que los que sí están ingresados precisan de una mayor atención por parte de los enfermeros.

El problema es peor en Granada que se sitúa a la cola, pero no es exclusivo de esta provincia. De hecho, España –con una ratio de 5,3– está en el puesto 24 de los 28 países europeos y también bastante por debajo de la media comunitaria de 8,8.

A su vez, dentro del territorio español, Andalucía –con una ratio de 4,13 enfermeros por millar de habitantes– tampoco sale bien parada. De las 17 comunidades y las dos ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, ocupa el puesto 18. Exactamente, el penúltimo después de Murcia que tiene una cifra del 3,83. Y para colmo, dentro del territorio andaluz, Málaga y Granada son las que tienen un déficit más acuciante. Esta última provincia es la que tiene la ratio más baja de España: 3,26 enfermeros por mil habitantes. Luego viene Málaga con ese 3,29. En resumen, la situación de España es mala; la de Andalucía empeora la nacional y la de Granada y Málaga es la peor del país.

Satse ya inició el año pasado a nivel estatal una recogida de firmas en la que ya ha reunido unas 660.000 para impulsar una iniciativa legislativa popular a fin de que por ley se establezca la ratio de enfermeros por población. Cuenta Sánchez que los profesionales que han regresado tras desarrollar su labor en el Reino Unido informan que cada trabajador de esta categoría en aquel país suele atender a unos “cuatro o cinco pacientes”, mientras que en España suelen asistir a unos 15 enfermos cada uno. El secretario de Satse advierte que hay estudios que constatan que la morbilidad y la mortalidad aumentan a media que disminuye el número de enfermeros por pacientes.

A mediados de julio, el sindicato levantó la voz para denunciar la falta de estos profesionales en España y particularmente en Andalucía. Además, precisó que mientras en Dinamarca hay 4,6 enfermeros por cada médico y en Italia 3, Andalucía sólo cuenta con 1,1 por cada facultativo. Un “déficit preocupante” que afecta tanto a hospitales como a centros de salud y frente al que Satse reclama al Servicio Andaluz de Salud (SAS) “una solución inmediata”.

De lo contrario, sostiene que “no será posible avanzar en seguridad y calidad” en la atención sanitaria que “merecen y requieren” los más de ocho millones de la comunidad autónoma.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios