sucesos granada

La Guardia Civil desarticula tres centros de producción de marihuana en Granada

  • Los agentes realizan tres registros domiciliarios en Ugíjar, Maracena y Casanueva-Pinos Puente en los que se intervienen 652 plantas de cannabis sativa

Imagen cedida por la Guardia Civil. Imagen cedida por la Guardia Civil.

Imagen cedida por la Guardia Civil. / R. G.

La Guardia Civil ha dado un nuevo golpe al tráfico ilegal de marihuana al desarticular tres centros de producción de esta droga en las localidades de Ugíjar, Maracena y Pinos Puente, en los que se han intervenido 652 plantas de cannabis sativa.

En esta operación la Guardia Civil ha investigado a ocho personas, tres detenidas y cinco investigadas, como presuntas autoras de un delito contra la salud pública por cultivo de sustancias estupefacientes y otro delito de defraudación de fluido eléctrico.

Estas operaciones  tienen su origen en el trabajo incansable que está haciendo la Guardia Civil en la provincia de Granada contra esta modalidad delictiva. Los investigadores de la Guardia Civil con sus pesquisas averiguaron que en estas tres viviendas unifamiliares habían habilitado todo lo necesario para el cultivo intensivo de marihuana y que estaban defraudando electricidad. Para corroborarlo los agentes pidieron colaboración a Endesa para que sus técnicos  comprobaran si existía un consumo excesivo de electricidad, y estos lo confirmaron.

La Guardia Civil desplegó un dispositivo en torno a estas tres viviendas a lo largo del día 15 de diciembre y se realizaron  tres registros.

El primer registro se realizó en un domicilio de Ugíjar, donde los agentes encontraron cincuenta y ocho plantas de cannabis sativa en una habitación de la vivienda donde cuarenta y dos plantas  estaban colgadas en proceso de secado y dieciséis en proceso de crecimiento. En ese mismo registro la Guardia Civil encontró una catana y quince mil euros que presumiblemente procedían de la venta de esta droga. Al finalizar el registro fueron detenidos  un hombre de treinta y siete años y su pareja, una mujer de treinta y nueve años de edad por un delito contra la salud pública y por un delito leve de defraudación de electricidad.

En el segundo registro, en una vivienda de Maracena, la Guardia Civil localizó dos habitaciones con cuatrocientas dieciocho plantas de cannabis y todo el aparataje eléctrico necesario para el cultivo. Tras el registro fueron investigados un joven de veinte años de edad y su pareja, una joven de diecinueve años de edad, por cultivo de droga y defraudación de fluido eléctrico.

El tercer registro se realizó en la localidad de Casanueva-Pinos Puente, donde  los agentes descubrieron una plantación en una vivienda unifamiliar y 4,3 kilos de marihuana dispuesta para la venta. En esta operación ha sido detenido un hombre de cuarenta y cuatro años de edad y han sido investigados dos mujeres y un hombre de entre veintiséis y cuarenta y siete años de edad por los mismos delitos.

En los tres registros los técnicos de Endesa que acudieron a apoyar a la Guardia Civil descubrieron acometidas irregulares a la red eléctrica.

La Guardia Civil y Endesa colaboran de forma permanente en la detención de anomalías en la red eléctrica con el fin de garantizar no sólo el suministro para el resto de ciudadanos, sino también su seguridad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios