salud | zona de aterrizaje del Hospital nuevo San CEcilio

Helipuerto del PTS: seis meses y 59 traslados por aire

Helipuerto del PTS: seis meses y 59 traslados por aire Helipuerto del PTS: seis meses y 59 traslados por aire

Helipuerto del PTS: seis meses y 59 traslados por aire

Es el sexto de Andalucía y el más joven. En la zona más cercana al cielo del Hospital Campus del PTS -la octava planta- hay una superficie de 960 metros cuadrados que cuenta con una vista 360 grados de la ciudad de Granada. En ese casi kilómetro cuadrado han llegado en helicóptero 59 enfermos hasta el mes de junio de este año. Una media de 10 usos mensuales en este primer semestre de 2018.

El helipuerto recibe los traslados desde el 061, la Guardia Civil y del Ejército del Aire. El mayor flujo de enfermos llega, según indica el hospital, desde el servicio de emergencias, que de los 59 casos registrados se ocuparon de 48, mientras que de la Guardia Civil fueron 9 y del Ejército solo 2. El helipuerto de Granada capital se suma a los que la Consejería de Salud tiene en Baza, Huéscar, Cádiar, Ugíjar y Alhama, todos destinados al aterrizaje y despegue de traslados de emergencia. La Empresa Pública de Emergencias Sanitarias dispone de una flota de helicópteros medicalizados distribuidos por la comunidad para realizar el transporte urgente por vía aérea de los pacientes críticos o en situaciones de emergencia de toda Andalucía.

Desde que el helipuerto tiene datos registrados -23 de marzo de 2017-, se han realizado 198 movimientos de pacientes. En los 15 meses que han pasado desde entonces, los mayores picos se produjeron en abril de 2017, con un total de 20 traslados. El mes en el que menos uso ha tenido el espacio fue noviembre de 2017, fecha en la que solo se movieron nueve pacientes.

Según explica Manuel Colmenero, jefe de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del hospital, aproximadamente hay un transporte de helicóptero cada tres días y, fundamentalmente, los enfermos son traídos por el helicóptero de emergencias sanitarias del 061 o de la Guardia Civil. En este último caso normalmente son rescates de montaña. Aunque también figuran en esta lista los enfermos del centro sanitario que son trasladados a otros hospitales y a otras unidades -como la de quemados-. Figuran también en este sector los enfermos que necesiten una terapia o un trasplante en algún otro centro de Andalucía.

Los traslados los realiza en mayor medida el servicio de emergencias del 061. De los 198 casos de los movimientos realizados desde marzo de 2017 hasta junio de 2018, ha sido el helicóptero amarillo de los sanitarios el que ha transportado enfermos un total de 164 veces, mientras que la Guardia Civil ha aterrizado 30 ocasiones, el Ejército del Aire 3 y el Infoca 1.

Con los datos registrados de 2018, el servicio del 061 también aparece en la cabeza de la lista con 48 usos de los 59, mientras que los restantes se lo reparten entre Guardia Civil, 9 y Ejército del Aire que se queda en 2.

Haciendo un desglose de operaciones aéreas por origen o destino, quien ha tenido más movimientos de este tipo ha sido Baza (34), seguido de Motril (30) y de Málaga (14). Guadix aparece en tercer lugar con 8 traslados seguido de Almería, con 4.

El procedimiento comienza cuando el servicio de emergencia da luz verde al uso de la instalación. En ese momento se abre un protocolo interno para llevar a cabo el traslado o recepción. Este servicio está destinado normalmente a pacientes que se encuentran lejos del centro y necesitan un traslado lo más rápido posible. Generalmente no son enfermos del área metropolitana, ya que en esa zona es más rápido el transporte terrestre. Suelen ser usuarios de la provincia, sobre todo de la zona de la Alpujarra, del Altiplano o del Poniente. Zonas alejadas, comenta Colmenero, en las que los tiempos -ellos lo llaman 'cronas'- son más rápidos aunque desde el punto de vista técnico-sanitario sea más complicado.

Cuando se activa el procedimiento toda una maquinaria empieza a funcionar. Los engranajes, en este caso, no son solo médicos sino que se unen a la operación personal de seguridad, mantenimiento y celadores. "Esto es así ya que para acceder al helipuerto hace falta tener una serie de medidas muy estrictas de seguridad. De hecho, cuando un aparato aterriza, solo podemos acercarnos al enfermo una vez el piloto nos haya dado permiso". Eso suele tardar un minuto, "no mucho más", matiza el médico.

Lo mismo sucede en los accidentes de carretera, donde lo primero es la seguridad del personal de asistencia. Cuando el piloto da la señal, los profesionales trasladan al enfermo directamente a la UCI.

Pero no todos los casos son iguales. Normalmente existe diferencia en la gravedad de los pacientes que llegan según quién los traslade. Los enfermos que envía la Guardia Civil de rescate de montaña no suelen presentar un cuadro tan grave ni llegan con personal sanitario (si fueran muy graves, la Guardia Civil avisa al 061 y hacen un cambio antes de llegar al hospital). Estos pacientes son montañeros accidentados con pequeñas fracturas o contusiones. En el caso de ser politraumatizados tiene que intervenir el 061. Los casos de los que se ocupa este cuerpo armado suben exponencialmente durante los meses de temporada de esquí, cuando Sierra Nevada cuenta con un volúmen poblacional mucho más alto.

Cuando es el 061 quien realiza la operación se trata de casos en los que el tiempo de reacción es fundamental. Normalmente traen a personas con parada cardiorrespiratoria, síndrome coronario agudo, coma o accidente cerebro vascular (ictus) o traumatizados (accidentes de tráfico). "Cuanto menos se tarde más oportunidades tienen", sentencia el facultativo.

Además, su ubicación supone un activo para los pacientes cardiológicos agudos. Se tardan apenas 5 minutos desde que un paciente llegado en helicóptero llegue a la sala de hemodinámica, cuando se ha activado, por ejemplo el código infarto. Esto es vital en procesos tiempo-dependientes. Y es uno de los pocos hospitales de Andalucía y de España en contar con un helipuerto conectado verticalmente de manera directa y con un acceso rápido desde los ascensores a la planta de UCI y Cardiología Intervencionista.

Las 'cronas' nunca dejan que intentar superarse, por eso el hospital realiza periódicamente simulacros en los que, como se observa en las imágenes, sucede algún tipo de contratiempo cuando un helicóptero aterriza. En este caso pasa con uno del Ejército del Aire, cuando en esa supuesta toma de toma de tierra se accidenta y comienza a arder. En ese momento entran en acción los Bomberos de Granada, que suman sus esfuerzos a los sanitarios para rescatar, tanto al enfermo que se quería trasladar como a los ocupantes del aparato.

Las 'cronas' giran y se contorsionan en cada supuesto que coordinan desde el hospital. Un suma y sigue que eleva la 'maestría' profesional en casos aéreos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios