Granada

La caída de Juan Tomás Martín: un millonario con abogado de oficio

  • El ex secretario de la Fundación Lorca asume todas las responsabilidades del desfalco en el Centro Lorca y recurre a la justicia gratuita después de apropiarse de millones de euros

Comentarios 0

Juan Tomás Martín, el 'hombre del saco' en el escándalo del Centro Lorca, declaró a principios de mes en los juzgados de Plaza de Castilla acompañado de un abogado de oficio, al que sólo se puede acceder si se acreditan ingresos inferiores a 1.300 euros al mes. El autor de una estafa cuya magnitud está por determinar, pero que en principio superaría fácilmente los cinco millones de euros, ha mantenido todo este tiempo su despacho en la exclusiva calle Serrano de Madrid y asume ahora toda la responsabilidad, aduciendo que el dinero defraudado se destinó a distintos proyectos educativos en Sudamérica que no fructificaron. Hasta aquí la versión con la que se presentó ante el juez, en la que ofreció una imagen de hombre arruinado y arrepentido, aunque en los próximos meses, cuando se cierre la instrucción, el juez deberá determinar si observa indicio de delitos como blanqueo o evasión de capitales, en caso de que no quede justificada esta primera versión que ofreció el ex secretario de la Fundación Lorca.

Juan Tomás Martín, que se presenta ahora como un hombre insolvente que tiene que defenderse con un abogado de oficio, ha sido a lo largo de su trayectoria un gran conseguidor de ayudas europeas, caso del contrato que logró para su empresa Educatic en 2008 a través de la Fundación Germán Sánchez Ruipérez, por entonces radicada en la localidad salmantina de Peñaranda de Bracamonte, el pueblo natal de Juan Tomás Martín. Se trata de un contrato de 2.060.000 de euros por un "servicio de localización, adaptación, traducción y adaptación técnica de contenidos y producción de nuevos contenidos para el apoyo a la enseñanza en España y Portugal, un proyecto cofinanciado al 75% con Fondos Feder. Su olfato para captar subvenciones también quedó patente en 2013, cuando Educatic, según figura en el BOE, recibió 256.896 euros del Estado en concepto de "ayudas del subsistema de formación profesional para el empleo: formación profesional de ocupados", una cantidad a la que podían optar "instituciones sin ánimo de lucro".

Juan Tomás Martín, que llegó a tener una intachable imagen pública, apareció en 2011 -en una de esas fotos que se colocan en el recibidor de las casas de postín- en el Palacio de la Zarzuela, como uno de los coordinadores del Año Internacional del Alzheimer, rodeado de grandes personalidades de la ciencia y de la cultura en una imagen presidida por la reina Sofía.

Educatic y wikisaber.com fueron sus grandes apuestas empresariales y, de hecho, el Ministerio de Educación aprobó en 2010 la inscripción de wikisaber en el registro de fundaciones, con una dotación de 30.000 euros. En cuanto a Educatic, amplió en 2008 su capital a 100.000 euros, aunque en el registro mercantil no figuran ni por asomo las cantidades millonarias que el empresario salmantino confiesa haber 'distraído' de la construcción del Centro Lorca para su aventura empresarial en Sudamérica

Juan Tomás Martín fue diputado del PSOE entre 1991 y 1995 en la Diputación de Salamanca. El ex secretario de la Fundación se encargó de los asuntos económicos de la institución salmantina, aunque carecía de formación. Fue el artífice de Salamanca Emprende, una institución paralela a la Diputación para captar fondos europeos para la provincia salmantina. Cuando el PP se hizo con el poder en 1995 disolvió Salamanca Emprende entre rumores de una gestión discutible que nunca fueron aclarados. Aquí comenzó 'oficialmente' su trayectoria.

Ahora, cuando se cierre la instrucción, se conocerá si el repentino arrepentimiento de Juan Tomás Martín es sincero o si forma parte de una intrincada estrategia de defensa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios