Granada

Juana Rivas despide a su abogado por las críticas al Centro de la Mujer de Maracena

  • El letrado, José Estanislao López, denunció el viernes que o cesaban las "injerencias y atajos a la legalidad" o se plantearía abandonar la causa

Juana Rivas y la directora del Centro de la Mujer de Maracena, Francisca Granados. Juana Rivas y la directora del Centro de la Mujer de Maracena, Francisca Granados.

Juana Rivas y la directora del Centro de la Mujer de Maracena, Francisca Granados. / Efe

Comentarios 2

El abogado José Estanislao López deja de ser el representante legal de Juana Rivas en España. Pese a que fue el letrado quien el viernes dio un ultimátum al Centro de la Mujer de Maracena en el que pedía que o cesaban las "injerencias y atajos a la legalidad" o se plantearía abandonar la causa, finalmente ha sido la propia Juana Rivas quien ha decidido prescindir de sus servicios. ¿Los motivos? Las discrepancias surgidas entre el jurista y la maracenera sobre la forma de gestionar su situación, a raíz de las declaraciones del abogado quien, según Rivas, había empezado "a ir por libre".

A través de un comunicado, Juana Rivas anunció el despido de José Estanislao López, una decisión a la que se ha visto "obligada" , pese al "buen trabajo" realizado hasta ahora por el letrado y el "cariño" que le profesa, después de que éste haya empezado a "ir por libre".

Ha tomado la decisión al considerar que el jurista ha empezado a "ir por libre"López criticó que las intromisiones del entorno llevaron a Rivas a "equivocaciones" en 2017

El abogado puso el viernes de manifiesto las "injerencias" del entorno de Rivas -en referencia al Centro de la Mujer de Maracena, dirigido por Francisca Granados-, que en agosto de 2017 ya propició "equivocaciones" en la gestión de su causa, y se mostró "totalmente opuesto" a cualquier actuación que suponga "atajos o caminos" que llevasen a Juana Rivas fuera de la legalidad.

Además, advirtió que si continuaban estas "injerencias no deseadas ni queridas", se plantearía incluso dejar la defensa.

En el comunicado, Rivas afirmó que en una conversación del pasado 24 de octubre con el que hasta ahora había sido su abogado, le dejó "muy claro" que su voluntad es "la de seguir trabajando en equipo y unidos". Para la maracenera, esta colaboración "es la única manera para ganar esta carrera de fondo, porque cada uno tiene un papel crucial, y él en estos momentos no lo está valorando". Asimismo, Rivas alegó que no entendía por qué el letrado, pese al "brillante trabajo" desempeñado, había realizado "en estos momentos especialmente duros" para ella pronunciamientos "que no se corresponden con lo sucedido".

"Jamás en estos días he hecho nada sin el previo consejo de mis letrados en España y mis letradas en Italia, los cuales trabajan en estrecha colaboración con el Centro de la Mujer de Maracena y siempre en el marco de la más estricta legalidad, para la mejor defensa de los derechos de mis hijos, los cuales no están siendo protegidos por la Justicia Italiana", expuso la maracenera en el comunicado.

Esta decisión ha sido tomada desde Italia, país en el que se encuentra Juana Rivas estos días para analizar su situación judicial y ver a sus hijos, con los que a principios de semana volvió a protagonizar otra 'fuga'. Tras pasar el fin de semana con los niños, el domingo pasado decidió no entregarlos al detectar un hematoma en el menor de cuatro años que ella atribuye a presuntos malos tratos por parte del padre, Francesco Arcuri, al que denunció. Ante ello, se produjo un cruce de denuncias en la que Rivas se querelló contra su expareja por supuestos malos tratos al menor, y Arcuri también la denunció a ella por incumplir el acuerdo del régimen de visitas.

El miércoles, la maracenera se reunió con el cónsul español en Italia para solicitarle que mediase en su causa italiana -está abierta para dirimir cómo quedará la custodia de los menores que actualmente tiene de forma provisional Francesco Arcuri-, si bien ni desde el entorno de Rivas, ni desde el Consulado se ofrecieron detalles sobre el contenido de la conversación.

Finalmente la maracenera entregó el jueves a los niños en una comisaría de Cagliari, la capital de Cerdeña, en cumplimiento de una resolución judicial.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios