caso juana rivas

Juana Rivas se reúne con el cónsul español en Italia

  • La Junta se mantiene esta vez al margen y pide "dejar trabajar" a la justicia mientras la madre sigue sin entregar a sus hijos

Juana Rivas, la madre de Maracena. Juana Rivas, la madre de Maracena.

Juana Rivas, la madre de Maracena. / g. h.

El cónsul general de España en Roma, Luis Fernández Cid, se desplazó ayer a Cagliari, en la isla de Cerdeña, donde se reunió con Juana Rivas, que el pasado domingo no entregó a sus hijos a su expareja italiana y le denunció por presuntos malos tratos al menor de los niños debido a que cuando los recogió el pasado viernes comprobó que su hijo menor se quejaba de dolor en la parte baja de la espalda, por lo que llevó al hospital.

Fuentes jurídicas informaron de la celebración de esta reunión, lo que fue confirmado por la OID, que señaló que en el encuentro estuvo también presente la cónsul honoraria en Cagliari y los abogados del caso.

"Desde el Consulado General de España en Roma y desde el consulado honorario se sigue estrechamente este caso", dijo la OID, que no ofreció detalles sobre el contenido de la conversación.

Por otro lado, la consejera de Justicia de la Junta, Rosa Aguilar, abogaba ayer por dejar "trabajar con tranquilidad" al ámbito judicial ante el nuevo rechazo de Juana Rivas, la mujer condenada por esconderse un mes con sus hijos para no entregarlos al padre condenado por maltrato.

El Gobierno andaluz apoyó expresamente a Rivas en su decisión de no entregar los niños a su padre en el verano de 2017 tras venir con ellos de vacaciones desde Italia a España y permanecer un mes escondida con ellos, hechos por los que el pasado julio fue condenada por el Juzgado de lo Penal 1 de Sevilla a cinco años de prisión por sustracción de menores y a seis años de inhabilitación para ejercer la guarda y custodia de los menores, que actualmente viven con su padre en Italia. Condena que Rivas ha recurrido ante la Audiencia Provincial de Granada.

El padre de los niños y expareja de Juana Rivas, Francisco Arcuri -condenado en España en 2009 por malos tratos y denunciado de nuevo por ésta en 2016 tras retomar la convivencia la pareja en Italia- tiene la custodia de los niños desde agosto de 2017 mientras el Tribunal de Cagliari dicta sentencia en el proceso civil que ambos mantienen sobre la custodia de los menores.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios