Granada

Jueces y magistrados de Granada salen a la calle para apoyar a su compañera apuñalada en Segovia

  • El Poder Judicial destaca que el ataque es un atentado contra el modelo de convivencia y el estado de derecho en España

Jueces y magistrados de Granada salen a la calle para apoyar a su compañera apuñalada en Segovia Jueces y magistrados de Granada salen a la calle para apoyar a su compañera apuñalada en Segovia

Jueces y magistrados de Granada salen a la calle para apoyar a su compañera apuñalada en Segovia / JVelasco (Photographerssports)

Los jueces y magistrados de Granada han salido hoy a la calle para concentrarse a las puertas de las principales sedes judiciales de la ciudad en solidaridad con su compañera María Sonsoles Sanchidrián Velayos, jueza que el martes fue apuñalada en Segovia por un hombre al que había afectado una de sus últimas resoluciones. 

La mujer, de 37 años y titular del juzgado de primera instancia e instrucción de Santa María la Real de Nieva (Segovia) tuvo que ser ingresada en la UCI por la herida causada con un destornillador. Sufre un neumotórax a raíz de las heridas ocasionadas en la zona costal y tiene “pronóstico grave”. 

Los jueces granadinos, con el decano Jesús Rodríguez Alcázar a la cabeza, se han unido a la repulsa general de toda la carrera judicial a estos hechos que ponen en tan serio peligro el desarrollo normal de su esencial labor para el mantenimiento del estado de derecho.

En esta línea, la Comisión Permanente del Consejo General del Poder Judicial ha acordado difundir un comunicado en el que muestra su "enérgica condena de tan lamentable hecho, al tiempo que transmite a la magistrada y a su familia su apoyo y deseos de una pronta recuperación".

"En un estado de derecho corresponde al Poder Judicial la pacífica resolución de los conflictos, a través de los cauces procesales legalmente predeterminados, con las garantías constitucional y legalmente establecidas, pudiendo las partes discrepar de las resoluciones judiciales mediante los recursos pertinentes. Lo que no es admisible nunca y bajo ningún pretexto es acudir a la violencia como forma de discrepancia, atentando con ello tanto contra la integridad de la juez como contra el papel constitucional que ejerce", expone el comunicado del Poder Judicial.

El incidente es importante, a juicio de los jueces, porque "trasciende de lo personal, suponiendo un atentado contra nuestro modelo de convivencia basado en el pleno respeto de los derechos y libertades de los ciudadanos, que también se observará en la investigación judicial de estos hechos”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios