UGR

La Junta autoriza a las universidades a financiarse con déficit

  • Aranda reconoce que "difícilmente" podrán afrontar los "compromisos" y acuerdos para la recuperación de derechos de la plantilla con los actuales presupuestos regionales

Pilar Aranda, en la presentación de su nuevo equipo de gobierno. Pilar Aranda, en la presentación de su nuevo equipo de gobierno.

Pilar Aranda, en la presentación de su nuevo equipo de gobierno. / Carlos Gil

La rectora de la Universidad de Granada, Pilar Aranda, reconoció esta mañana, antes de la toma de posesión de su nuevo equipo que "difícilmente" podrán hacer frente a los compromisos y acuerdos cerrados con las organizaciones sindicales para la recuperación de los derechos de la plantilla con el presupuesto planteado desde el Gobierno regional.

Según el cálculo facilitado por la gerente de la UGR, María del Mar Holgado, el capítulo I de los presupuestos de la Universidad para este año -que incluye la reducción a 24 créditos, los complementos autonómicos, el quinto tramo del personal de administración y servicios (PAS) y la nueva relación de puestos de trabajo (RPT)- requiere de 20 millones más este 2019 con respecto a 2018. Este aumento, sin embargo, se ve comprometido por las cuentas de la Junta.

El remanente de la UGR el pasado año ascendió a los 32 millones

"Hay 70 millones que no está totalmente claros" deben salir, indicó la rectora. Los rectores de las universidades públicas andaluzas hicieron público recientemente un comunicado indicaron "que solo con la dotación presupuestaria para 2019 no sería factible hacer frente a los acuerdos aprobados en 2018" . Además, indicaron su "preocupación" por el hecho que, como solución, desde la Consejería de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad se les indicara que "destinen remanentes de libre disposición para atender gastos estructurales". Para los rectores esta medida "podría poner en riesgo la sostenibilidad presupuestaria y financiera del Sistema Universitario Público de Andalucía, en caso de que se planteara con carácter estructural y no como una medida coyuntural, por razones de urgencia y necesidad del momento".

En esta misma línea se pronunció la rectora. Aranda insistió en que "nos tienen que asegurar" la financiación de los capítulos I y II, costes de personal y gastos corrientes. Estos dos capítulos componen los "gastos estructurales" de la Universdad. Sobre la solución dada desde la Junta de recurrir a los remanentes, la rectora recordó que solicitó al consejero del ramo, Rogelio Velasco, autorización "por escrito" para recurrir a la 'hucha'. Según Aranda, Velasco se comprometió a tramitar esa autorización por escrito de Hacienda. La Ley de Estabilidad Presupuestaria de 2012  prohíbe a las universidades entrar en déficit y lo que plantea, precisamente, la Junta es que se financien con déficit. Éste no computaría en las cuentas de las universidades, sino en la de la Administración regional, que puede endeudarse un 0,1% del PIB, según recordó la gerente.

"No somos una línea en un presupuesto", argumentó la rectora, que insistió en que la "mejor apuesta que se puede hacer es por la formación" y recordó las medidas aplicadas durante los cuatro primeros años de mandato para ajustar las cuentas. En el primer año se redujo en un 40% el presupuestos del equipo de gobierno y en un 20% el de los centros. Sobre las cuentas de este año, insistió en que la UGR es "de las que más hemos ajustado el presupuesto".

Aranda ha pedido "por escrito" autorización para recurrir a la 'hucha', algo que impide la Ley de Estabilidad Presupuestaria de 2012

La gerente de la UGR indicó que en 2018 quedó un remanente de 32 millones. La Junta insta ahora a recurrir a ellos para afrontar las cuentas de este año. Sin embargo, desde la Universidad, Aranda plantea varias dudas. Una de ellas es qué encaje tiene la medida para aquellas universidades andaluzas que no tienen remanente del que tirar. "¿Se les va a dar un presupuesto 'mejor', más limpio, que los que pueden incorporar algún remanente?", lanzó.

Una vez más, la rectora indicó que hay una "necesidad imperiosa de inversiones". La UGR cuenta con un plan director que prevé gastar 50 millones en los próximos cuatro años. Aranda también recordó que "trabajamos intensamente en captar recursos", aunque la dependencia con respecto a las cuentas de la Junta es notable. El 70% del presupuesto de la UGR depende del Gobierno regional.

La Universidad de Granada cerró el pasado año un compromiso con el anterior Gobierno de la Junta que establecía un crecimiento en la financiación del 5,92%, según recordó la gerente. Para este ejercicio hay presupuestados 424,2 millones de euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios