Estudiar en Granada

La Junta prolonga la suspensión de las clases presenciales en la Universidad de Granada diez días más

  • El consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, ha anunciado que se prorroga la medida

  • La UGR "asume y acata" la nueva restricción y pone a disposición de Salud "todos sus medios" 

Aula vacía. Aula vacía.

Aula vacía. / Antonio L. Juárez / Photographerssports

La Junta de Andalucía ampliará la suspensión de la docencia presencial en la Universidad de Granada (UGR) más allá del sábado, cuando finalizaba el periodo de diez días que fijaba el BOJA del pasado 14 de octubre. Esta medida es una de las anunciadas por el consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, tras la sesión extraordinaria del Consejo de Gobierno de la Junta.

El pasado día 14 se anunció en BOJA la suspensión de la docencia presencial en los centros de la UGR durante diez días naturales a partir del jueves 15, por lo que el plazo finalizaba el próximo sábado 24. La medida afecta también a servicios como bibliotecas, comedores (que sólo pueden servir menús para los estudiantes becarios) y residencias y colegios mayores, donde se harán cribados entre los estudiantes. Todavía no hay fecha para estas pruebas, según confirmaron desde la residencia Fernando de los Ríos de Granada.

Según indicaron fuentes de la UGR, la prórroga de la suspensión de la docencia presencial es de otros diez días. "Al igual que durante las últimas semanas, la Universidad de Granada asume y acata las medidas excepcionales y temporales impuestas por las autoridades sanitarias autonómicas y se pone a su disposición todos sus medios para hacer frente a la grave situación sanitaria que vivimos, al tiempo que reitera el llamamiento a la comunidad universitaria y a la sociedad granadina en general a respetar escrupulosamente las medidas preventivas y a mantener un comportamiento responsable y seguro", indicó la UGR tras el anuncio del consejero. "Quedamos a la espera de la publicación de las medidas en el BOJA para conocer los detalles de las mismas", apostilló el comunicado difundido por la institución.

La decisión de suspender las clases presenciales afecta a 45.500 estudiantes de grado, otros 6.000 de posgrado, 3.600 docentes e investigadores y otros 2.600 trabajadores de administración y servicios. En este primer periodo de suspensión de las clases en las facultades y escuelas sí se han mantenido las prácticas. También se permiten actos como lecturas de tesis, la actividad investigadora o las competiciones deportivas, aunque sin público.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios