Granada

El lince viajero Litio descansa en Granada tras recorrer la Península

  • El ejemplar, capturado en Cataluña tras cruzar el país, se recupera actualmente en el Centro de Recuperación de Animales

El lince viajero Litio descansa en Granada tras recorrer la Península El lince viajero Litio descansa en Granada tras recorrer la Península

El lince viajero Litio descansa en Granada tras recorrer la Península

El lince ibérico Litio, capturado el miércoles en un campo de cerezos de Santa Coloma de Cervelló (Barcelona), se encuentra en perfecto estado de salud tras ser trasladado el Centro de Recuperación de Animales de Granada. Litio se había integrado en el hábitat de los campos del Baix Llobregat alimentándose de conejos y será liberado este mes en Andalucía o en Portugal.

Así lo explicó ayer el director del proyecto Life Iberlince, Miguel Ángel Simón, que detalló ayer que este lince macho llegó a Cataluña atravesando España, sorteando autopistas, carreteras, ríos y otros obstáculos, desde Portugal, donde fue liberado en 2016, y se trata de la primera vez que se detecta la presencia de un ejemplar de esta especie en Cataluña desde principios del siglo XX.

Simón explicó que el animal, que pesa 14 kilos y al que han extraído sangre para comprobar su salud, aparentemente buena, se había integrado en su nuevo hábitat en el área de Barcelona refugiándose en los bosques cercanos a Santa Coloma de Cervelló y saliendo a alimentarse en un campo cercano de cerezos, situado entre la Colonia Güell y la montaña, donde pusieron las jaulas-trampas con conejos como señuelo.

Una vez capturado, el lince fue trasladado al centro de animales de Torreferrussa de Santa Perpètua de Mogoda (Barcelona), donde le visitó un veterinario experto en fauna salvaje que evaluó como bueno su estado de salud y le anestesió para poder trasladarle. Desde allí, se trasladó a Litio al Centro de Recuperación de Animales de Granada, donde le ha hecho una analítica de sangre cuyos resultados se conocerán en una semana y después se dejará al animal en libertad, tras cambiarle el collar de seguimiento, ya que el anterior se rompió.

Sobre el itinerario hecho por Litio desde Portugal, Simón no quiso especular, "a la espera de los datos de coordenadas que podamos obtener del GPS, que serían muy interesantes para descubrir zonas de conexión y de posible reintroducción del lince".

En la actualidad se está a la espera de los datos que pueda dar el GPS. "Litio es un lince viajero en el sentido biológico", dijo Simón, quien describió otros dos tipos de lince, unos que "limitan su movilidad a un radio de entre 30 y 40 kilómetros para localizar a otros linces y otros más exploratorios, cuya movilidad puede alcanzar radios de hasta 100 kilómetros".

Los ejemplares acogidos en la red de centros de recuperación de animales de la Junta pertenecen a especies silvestres protegidas de la fauna autóctona andaluza; si bien, su funcionamiento da prioridad a las especies amenazadas incluidas en el Catálogo Andaluz de Especies Amenazadas y en el Libro Rojo de Vertebrados Amenazados de Andalucía.

Dentro de los vertebrados terrestres, son las aves el grupo que tiene mayor número de ingresos. Esto es así debido a sus hábitos diurnos, su movilidad y su abundancia, que los convierte en el grupo más vulnerable a las interferencias humanas y en el más fácilmente detectable cuando los animales resultan por algún motivo incapacitados. Tras este grupo mayoritario, se encuentran reptiles y mamíferos y un porcentaje mucho menor de anfibios.

La distribución de los ingresos no es homogénea a lo largo del año, sino que se incrementa en los meses de verano. De los animales ingresados vivos en los últimos años, en general más de la mitad se han recuperado.

La red andaluza funciona según un procedimiento que abarca cómo actuar con el animal incapacitado desde su recogida hasta su eventual liberación en el campo, ya totalmente recuperado. A cada animal ingresado se le abre una ficha clínica que registra los datos del hallazgo, así como su historial clínico, de rehabilitación y suelta. Una vez se ha realizado su registro, los servicios veterinarios realizan un minucioso diagnóstico del paciente; de este dependerá el tratamiento: unas veces se administran medicamentos y, otras, es necesario intervenir quirúrgicamente al ejemplar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios