Tercera búsqueda del poeta

Luis Avial califica de “temerario” el informe sobre la fosa de Lorca

  • El experto en georradar denuncia “opacidad” para descartar que el poeta esté en Alfacar

Fuente en la que Avial y su equipo creen que podría estar Lorca. Fuente en la que Avial y su equipo creen que podría estar Lorca.

Fuente en la que Avial y su equipo creen que podría estar Lorca. / Luis Avial

Comentarios 2

El abrupto carpetazo que ha dado Justicia a la tercera búsqueda de Federico García Lorca ha causado “estupor” en el experto en georradar Luis Avial.

El estudio que se dio a conocer el pasado martes descarta la presencia de restos humanos en el subsuelo del parque Federico García Lorca de Alfacar, tras la investigación realizada por los expertos del Instituto Andaluz de Geofísica de la Universidad de Granada en el entorno de la fuente y que “permite descartar la existencia de restos humanos enterrados en su subsuelo”, según la nota remitida por Justicia.

Pero Avial denuncia la “opacidad” con la que se han realizado los trabajos y, sobre todo, que no se haya hecho público el informe. “No han enseñado ni una foto y ni siquiera han explicado el perímetro que han estudiado sacando unas conclusiones temerarias”, denuncia.

Avial denuncia que en este estudio se pone un especial énfasis en que se ha pasado el georradar por una zona empedrada, mientras que su búsqueda se centra en el vaso de la fuente del parque de Alfacar que es de hormigón, donde a juicio de los expertos de su equipo podrían estar los restos del poeta.

Y justo a 5 metros de donde se buscó a Lorca en 2009 podría ubicarse la fosa común primigenia de la que presuntamente se desenterraron los restos en los ochenta durante la construcción del parque. “El estudio se ha hecho con nocturnidad y diciendo que hay un empedrado donde no lo hay”, señala Avial.

Luis Avial, en la simulación del enterramiento de Lorca. Luis Avial, en la simulación del enterramiento de Lorca.

Luis Avial, en la simulación del enterramiento de Lorca. / Luis Avial

En este punto, Avial defiende que cuenta con dos radargramas (imágenes del subsuelo obtenidas mediante la emisión de pulsos de energía electromagnética en la banda de radio-frecuencia) realizados en 2009.

En el primero de ellos, en el vaso de la fuente, Avial defiende que el georradar determinó la presencia de un elemento exógeno.

De hecho, junto con el arqueólogo Óscar López, realizó un experimento en Toledo enterrando un saco de restos humanos mezclados con escombros que, al pasar el georradar, determinó un radargrama muy similar al de la fuente de Alfacar.

“Yo no digo que sean los restos de Lorca, podrían ser huesos de cualquier animal, pero en cualquier caso lo único que pedimos es poder volver a pasar el georradar para solicitar una intervención arqueológica que tardaría apenas un par de horas”, señala Avial.

Avial ve indicios claros de que existe una fosa a 5 metros de la excavación de 2009

Respecto a lo que identifica como una posible fosa tras las vallas del parque de Alfacar, defiende que aquí la señal “es más clara” y marca un corte estratigráfico “compatible” con una fosa en la que se enterraron restos humanos.

“El proyecto contaba con la dirección de Víctor Fernández y de Ian Gibson y contaba con todos los requisitos, desde la solicitud de un familiar pidiendo la exhumación hasta aun equipo de expertos mas que cualificados con la participación, entre otros, de una referencia en este ámbito como el antropólogo Francisco Etxeberria, que ha participado activamente en la exhumación de fosas de personas asesinadas y desaparecidas durante la Guerra Civil Española y la posterior dictadura.

Y después de que “el anterior Gobierno de la Junta dejara el proyecto en el cajón” y de que el Gobierno de la nación haya dado carpetazo tras el informe encargado a Justicia.

Avial desciende que, tras esta negativa, “puede estar el temor al ridículo de que tras las anteriores excavaciones Lorca estuviera en un saco de basura", concluye.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios