Política

Luis Salvador se aferra a la Alcaldía de Granada: "Soy espartano y tengo buen encaje"

Luis Salvador, hoy, junto a concejales del PP que podría sucederle

Luis Salvador, hoy, junto a concejales del PP que podría sucederle / Antonio L. Juárez (Photographerssports)

Tras un miércoles de silencio respecto a la marcha política de Sebastián Pérez, el alcalde de Granada, Luis Salvador, ha salido a hablar tras una rueda de prensa del área de Cultura. El hasta el momento regidor granadina ha pedido "tranquilidad" para luego explayarse y rodear la nueva crisis política en el Ayuntamiento de Granada con su respuesta habitual: según Salvador todo va a seguir igual, se mantiene su agenda y su compromiso es para cuatro años de mandato. Aunque, es evidente que todo pende de un hilo y que el alcalde de Cs ha tenido que explayarse para abarcar la compleja situación de Granada definiéndose a sí mismo como "un espartano" y un político "con buen encaje".

Todo pese a que el PSOE de Paco Cuenca ya abre la puerta a cualquier escenario (sin mencionar en cualquier caso la moción de censura) y Luis González señala que cualquiera de los concejales del PP tiene la capacidad de relevar a Salvador. Pero el alcalde sigue atornillado y convencido de su dureza para afrontar este este nuevo envite.

Salvador ha apelado constantemente al pacto antitransfuguismo como un dique de contención para que no haya el cambio en la Alcaldía que reclaman por un lado Sebastián Pérez y por otro el PSOE. En referencia a las declaraciones del exdirigente popular en su marcha del PP diciendo que "buscaría los 14 apoyos para echar a Salvador como alcalde", el regidor ha respondido que "cada persona es responsable de lo que pueda decir o decidir" y ha añadido que para él su realidad más urgente es "Granada, una ciudad con necesidades dentro de un entorno de pandemia del que no hemos salido aún".

El alcalde (que ya para la historia será el del 2+2 incluso aunque acabar los cuatro años de mandato) ha dicho que sigue centrado en cuestiones como la recuperación económica, las inversiones y que el trabajo fructifique con cuestiones proyectos del Plan Alhambra o la presentación de los fondos europeos.

Salvador, que ha tenido que tirar de verborrea ante este nuevo jaque política, ha señalado que cualquier cosa que no sea que él siga al mando del Ayuntamiento de Granada es "un sinsentido" y al mismo tiempo generaría un problema para Granada, que ha dicho tiene "un equipo de gobierno responsable que estamos consiguiendo resultados".

"Cualquiera sabe que es algo que está fuera de la realidad", ha incidido Salvador, para el que el equipo de gobierno sigue trabajando con la mayor normalidad posible y respetando la agenda con visitas como la del Rey Felipe VI esta tarde del jueves a la sede del Madoc.

"Granada el problema que tiene se llama pandemia", ha recalcado el regidor de Ciudadanos, remarcando los proyectos importantes para la ciudad frente a hacer cosas "antinatura" o saltarse el pacto "antitransfuguismo".

"Entiendo que haya gente que tiene muchas prisa pero el compromiso que me toca es estar cuatro años", ha indicado el regidor incidiendo en que lo que está en juego es el "interés general de Granada" y no entrar en una parálisis que puede alargar todos los procesos más.

Preguntado sobre una posible moción de censura en su contra, ha advertido de que esta tendría que tener una justificación y "cuadrar las cuentas", en relación al número de concejales que deberían apoyarla, y ha recordado reiteradamente que existe un pacto antitransfuguismo pactado entre todos los partidos políticos.

"Yo no maté a Manolete", ha ironizado Salvador, quien ha añadido: "Soy una buena persona, nunca le he hecho daño en mi vida absolutamente a nadie. Adoro la política con carácter vocacional y mi visión de la política no es ver cómo me va a mí, es hacer que a los demás les vaya mejor".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios