Granada

El pulso de los MIR a Salud comienza con un seguimiento masivo

  • Los médicos residentes cifran en un 90% el respaldo a la huelgal El SAS asegura que las Urgencias funcionaron con normalidad

Comentarios 0

"Nuestra formación es tu seguridad" y "no más camas en los pasillos" fueron algunas de las consignas que ayer gritaron los MIR (Médicos Interno Residentes) en la concentración que marcó el comienzo de su huelga indefinida en las Urgencias del Hospital Campus del PTS y del Virgen de las Nieves.

La protesta tuvo lugar en la explanada del centro de La Caleta a las tres de la tarde, justo cuando comenzaban las guardias. Con pancartas, carteles y batas blancas, se concentraron medio centenar de residentes, acompañados por tutores y adjuntos, que desde harán un paro indefinido en las guardias para reclamar un aumento en la supervisión por parte de los adjuntos y más personal que asegure que la carga extra de trabajo en las Urgencias no caiga sobre ellos.

Salud subraya que los médicos adjuntos son los que llevan el peso asistencial en Urgencias

Desde el Comité de huelga aseguraron ayer a este diario que el seguimiento ayer era de un 90% entre los dos hospitales, mientras que desde Salud lo situaban en un 76%. Participaron, apunta el SAS, un total de 16 residentes del servicio de Urgencias de los 21 en ambos hospitales. "En el resto de servicios de los hospitales no ha habido seguimiento y un total de 47 residentes más han realizado sus guardias", se concretaba.

"Es muy triste que hayamos llegado a este punto, creemos que es una irresponsabilidad lo que van a sufrir nuestros compañeros adjuntos y los pacientes", señalaba ayer, Mikel Farrés, portavoz de los MIR, aunque dejaba espacio para volver a abrir las negociaciones que se dieron por finalizadas esta misma semana: "Aún estamos a tiempo, aunque nos hubiera gustado haber resuelto esto internamente y no tener que haberlo hecho público y desprestigiar la imagen de los servicios públicos y de nuestra formación", adujo Farrés. "Lo que nos ofrecían no era nada de lo que les habíamos pedido", completaba otra médico, Blanca Fontán, que añadía que el hecho de que los residentes de primer año (R1) dejen de firmar altas no acaba con el problema ya que los hay "en todos los niveles" de formación.

Esta MIR se refiere a uno de los cambios que plantearon las dos gerencias en la última reunión y que quedó plasmado en un documento que detallaba una serie de medidas referidas al control de la docencia y que están en funcionamiento desde esta misma semana.

Todas estas medidas, que atañen a los R1 en cuestión de cargas de trabajo y competencias según explican desde Salud, estarán supervisadas por una comisión de seguimiento integrada por representantes de las comisiones de docencia, gerencias, médicos residentes y profesionales del servicio de Urgencias.

También se incorpora una Comisión de Triaje (recepción y clasificación de los pacientes que llegan a Urgencias, priorizando su atención) multidisciplinar, incorporando a los MIR y se garantiza la participación activa de los residentes en los grupos de mejora y de trabajo relativos a las urgencias hospitalarias.

Los MIR, en cambio, no creen que éstas sean suficientes por lo que, según advierten, la huelga mantendrá este porcentaje de seguimiento hasta, mínimo, el martes y que tendrá consecuencias en el servicio, ya que "las Urgencias son la puerta de entrada del hospital".

Durante la jornada de ayer, tal y como confirmaban desde el SAS, las Urgencias funcionaron con total normalidad, ya que la carga asistencial la asumen los adjuntos dependiendo de forma directa de facultativos. En este sentido, no se produjeron cambios sustanciales en la estructura de las Urgencias.

Las direcciones gerencias de los hospitales dejaron ayer muy claro que en los servicios de Urgencias estuvieron "funcionando con total normalidad" durante esta primera jornada de huelga. También quisieron agradecer "a los médicos adjuntos del servicio, que son los que, más allá de su tarea docente, llevan el peso asistencial del área de Urgencias, su labor y esfuerzo".

Los MIR hablaron ayer también sobre la labor de los médicos adjuntos, diciendo que "se destripan para sacar adelante las Urgencias", aunque recordaban que ellos también lo hacen.

Esta huelga, asegura Fontán, repercutirá en "las listas de espera, en tener que estar buscando por todos lados ayuda a adjuntos para ver cómo se sacan adelante los pacientes", y recuerda que ellos también son profesionales médicos y, por supuesto, que quieren trabajar pero que no están preparados para afrontar "una carga de trabajo" que nos les corresponden, como asumir la responsabilidad que tiene un adjunto.

"El principal punto de conflicto ha sido la contratación de nuevos adjuntos por guardia y ahora mismo hay en los circuitos de puerta de Urgencias más R1 que adjuntos, los cuales no tienen formación para atender a pacientes graves". "Físicamente es imposible que salgan los números" durante la huelga, sentenciaba Cristina Cañada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios