GRANADA HOY En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Entrevista | Macarena Olona | diputada Vox Granada | contagiada por coronavirus "Vox ha vivido un escarnio público"

  • La diputada de Vox por Granada adelanta que en el pleno del Congreso de la próxima semana uno de los puntos es la prórroga del estado de alarma

"Vox ha vivido un escarnio público" "Vox ha vivido un escarnio público"

"Vox ha vivido un escarnio público"

-Casi se ha convertido en una consultora on-line en esta cuarentena tras dar positivo por el Covid-19. 

-Me siento una privilegiada por las muestras de cariño que estoy recibiendo. Y me siento también muy afortunada por la oportunidad que me está dando la gente que me está abriendo las puertas de sus casas para trasladarme de forma directa la información de cómo se está viviendo esta enfermedad del coronavirus y, en el peor de los casos, poder acompañar a personas que lo están pasando realmente mal, lo que me ayuda a relativizar muchísimo mi situación para no perderle el pulso a la realidad. 

-¿Cómo ha sido el proceso desde que Javier Ortega Smith dio positivo?

-Nos aislamos todas las personas del grupo parlamentario de Vox por responsabilidad, porque en ese momento las informaciones eran imprecisas, como ahora. No había mucha claridad pero preferimos ser extremos y evitar con todas nuestras fuerzas convertirnos en foco de propagación. Desde entonces estamos en aislamiento, en mi caso porque mi resultado fue positivo. Pero estoy alucinando con la buena gente que hay en España, el hijoputismo no se cura con este virus, como estamos viendo, pero está aflorando la solidaridad y los buenos sentimientos.

-Desde su aislamiento en Madrid, ¿cómo está siguiendo la evolución del coronavirus en Granada?

-Intento  ser útil desde mi aislamiento en una habitación de 9 metros cuadrados. La visibilidad de mis redes sociales la estoy poniendo a disposición de Granada parea hacerme eco de todas las situaciones de alarma. Quiero mencionar a la Asociación de Guardias Civiles Solidarios, que es nuestra, de Granada, y existen desde mucho antes del coronavirus. He visto que cada día llevan a cabo acciones de solidaridad en colaboración con el Ayuntamiento e intento hacerme eco. Y también está la Policía Local de Granada, que no tiene mascarillas ni medios de protección, igual que la Policía Nacional o la Guardia Civil. Además, los cargos, concejales y coordinadores de Vox de la provincia nos hemos dividido la provincia por zonas y cualquier persona sola y con necesidad puede llamar a los teléfonos que hemos hecho públicos, donde serán atendidos por compañeros para trasladarnos sus necesidades y darle la respuesta que necesiten.

-Parafraseando a Javier Ortega Smith, ¿sus anticuerpos españoles están venciendo a los virus de China?

-Rechazo por completo esa afirmación y Ortega Smith ya ha retirado ese tuit. He sufrido la estigmatización desde el primer momento, la impotencia en mi habitación cuando me llegaban los testimonios de mis compañeros de Granada. Cuando llegue el momento veremos las responsabilidades que hay que dirimir a todos los niveles, también qué ocurrió en China. En mi soledad no se me quita de la cabeza cómo este Gobierno nos mintió a la cara. Nos decían que era casi un resfriado, que sólo morían los mayores... No he visto mayor desvergüenza en mi vida, qué falta de catadura moral. ¿Cuándo cierra el chino que todos tenemos en la esquina de nuestras casas? No cierran ni los domingos, y cuando aquí no se daba información de repente vimos que empezaron a cerrar. Esta mentira es mayor que la de 2008 cuando nos decían que no había crisis. Ayer se nos facilitó el orden del día del pleno del Congreso de la próxima semana donde uno de los puntos es la prórroga del estado de alarma. ¿Qué información tienen y nos están hurtando?

-Vox, al comienzo de la crisis del coronavirus, fue señalado al ser Javier Ortega Smith el primer político en dar positivo y con el congreso de Vistalegre en el ojo del huracán ¿Cómo ha vivido este rifirrafe después de que se hayan conocido casos como el de la esposa del presidente del Gobierno o el de la ministra Irene Montero? 

-Hemos vivido un escarnio público. Es algo que no han sufrido otras formaciones que, con información privilegiada porque están en el Gobierno de España ese mismo día convocaron y asistieron a 44 manifestaciones en Madrid con 120.000 asistentes. Vox ya ha pedido disculpas por Vistalegre, y las reiteramos, porque aunque es evidente que no teníamos información, ya tenemos al menos dos casos como mínimo, el del presidente Abascal y el mío, porque sí parece que nos contagiamos allí porque tuvimos una relación más estrecha con Javier Ortega. Es evidente que Vox ha ejercido una transparencia que no se ha dado en otros partidos políticos. Es que había un momento en que ya parecía cachondeo, ¿es qué sólo hay contagiados en Vox? Afortunadamente dimos un paso al frente, lo que sirvió par que otros partidos hayan hecho públicos sus casos más llamativos. Es absurdo decir que en Vox es donde ne se ha producido un mayor número de contagios. Hay que apelar a la responsabilidad de la sociedad,hay personas de Granada que estuvieron en Vistalegre que han visto cómo se señalaba a sus hijos antes de que se produjera el cierre, a los que se les ha llamado para pedir que sus hijos no fueran a las zonas comunes... Hemos vivido momentos de histeria por el descontrol del Gobierno, pero dice su majestad el Rey todos podemos ser la solución a esta crisis. 

-Las grandes crisis generan  grandes cambios, ¿cuál es su percepción de cómo saldrá el país de esta?

-Es una catarsis. Nos ha reseteado a nivel mundial y va a cambiar nuestros esquemas. Dicho esto, por desgracia el ser humano tiene una memoria muy frágil, la tendencia natural es que volveremos a nuestros parámetros, pero hoy nos damos cuenta de la importancia que tienen instituciones como la familia, que desde Vox defendemos con tanto ahínco porque está en nuestro ADN. Cuando la sociedad nos ha llevado a poner el foco en el trabajo o en las posiciones de poder, de repente un enemigo invisible te tumba y te das cuenta de que en el mejor de los casos estás solos. Al coronavirus ya se le llama el virus de la soledad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios