Granada

Mascarillas: los problemas de este nuevo (y obligatorio) complemento y las recomendaciones de los dermatólogos

  • La humedad, la fricción y el calor generado por estos protectores en ocasiones suponen la aparición de lesiones cutáneas

El dermatólogo del Hospital Clínico San Cecilio Francisco Navarro. El dermatólogo del Hospital Clínico San Cecilio Francisco Navarro.

El dermatólogo del Hospital Clínico San Cecilio Francisco Navarro. / Jesús Jiménez/Photographerssports

El uso de la mascarilla ya es obligatorio en Andalucía para todas aquellas personas mayores de seis años en espacios públicos abiertos y cerrados, independientemente de que se pueda o no mantener la distancia de seguridad. Esta prenda, que ya forma parte de nuestro vestuario, aunque se erige como protector frente al contagio, conlleva en ocasiones la aparición de problemas en la piel como dermatitis irritativa o lesiones acneiformes, entre otras enfermedades, algo ante lo que desde el área de Dermatología del Hospital Clínico San Cecilio de Granada dan algunas recomendaciones.

"La utilización de las mascarillas ha provocado un aumento considerable de problemas cutáneos relacionados con las mismas. De hecho, es raro el día que no se atiende en nuestras consultas algún caso derivado por este problema", confirmó el dermatólogo del Clínico San Cecilio Francisco Navarro. Y es que cada vez más gente padece dermatitis irritativa, lesiones acneiformes, -sobre todo en la zona del mentón y área mandibular-, enrojecimiento de la piel, picor o sensación de calor, principalmente en la zona de las mejillas.

Ante estos síntomas, Navarro recomendó el uso de jabones suaves o syndet (sin detergente) y la aplicación de cremas emolientes, aquellas que hidratan y calman la piel alterada. De la misma manera, el especialista estableció la utilización de corticoides tópicos como solución a los problemas inflamatorios.

"Algunas personas presentan reacciones intensas o graves, que pueden incluso afectar a la calidad de vida y el rendimiento laboral. En este caso, lo indicado es acudir a un profesional", completó su recomendación el dermatólogo del Hospital Universitario San Cecilio.

Sin embargo, antes de llegar a la etapa de curación, se han de tomar medidas de prevención como la limpieza constante de la piel, la eliminación del uso de maquillaje o la retirada de la mascarilla durante unos minutos a lo largo de la jornada. En este sentido se recuerda que el máximo de tiempo recomendado para las mascarillas quirúrgicas es de 30 minutos, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

De la misma manera, también "es importante a la hora de retirar la mascarilla, hacerlo de manera delicada, con la finalidad de evitar la fricción excesiva que pueda provocar una lesión cutánea", estableció Navarro.

La higiene facial debe realizarse con agua tibia, sin frotar enérgicamente la piel y con un posterior secado con toalla de algodón a modo de toques. A pesar de que no se recomienda el uso de cosméticos, el especialista aconsejó la utilización de marcas de maquillaje que estén diseñadas para pieles con enfermedades como acné o la rosácea.

Respecto a las cremas solares, el producto más demandado en esta estación, Navarro indicó el uso de geles libres de grasa o cremas ligeras que son menos cubrientes y, por tanto, permiten un mantenimiento adecuado de las condiciones basales de la piel.

El mantenimiento de la mascarilla en un lugar fresco, limpio y aireado es primordial, al igual que la adecuada selección del tipo de protector según la tarea a realizar. Para la población general se aconseja el uso de mascarillas quirúrgicas o de tela, eficaces y económicas.

Para las personas con mayor exposición al público son recomendadas las FFP2, con un precio más elevado y menor disponibilidad, pero con mayor tiempo de uso. No obstante, independientemente del tipo de mascarilla escogido, la higiene de este complemento "es fundamental para evitar infecciones", señaló Francisco Navarro.

Se recuerda que quedan exceptos de uso de mascarilla aquellos con algún tipo de dificultad respiratoria; aquellos cuyo uso de mascarilla resulte contraindicado por motivos de salud justificados; en el desarrollo de actividades como comer o beber; por causa de fuerza mayor o situación de necesidad, como se informó.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios