Ayer y Hoy

Méndez Núñez: 150 años de su muerte

  • Una calle en Granada lleva el nombre del héroe de la Batalla de El Callao

  • Es el autor de la frase “más vale honra sin barcos…”

  • Pasó el tiempo de los héroes nacionales porque dependen del lado que se miren.

Méndez Núñez: 150 años de su muerte Méndez Núñez: 150 años de su muerte

Méndez Núñez: 150 años de su muerte

El Almirante Casto Méndez Núñez murió en Pontevedra hace exactamente 150 años, en agosto de 1869, aunque sus restos quedan en el Panteón de Marinos Ilustres de San Fernando, Cádiz.

España asistía al siglo de las desavenencias entre gobernadores de las colonias hispano-sudamericanas durante el reinado de Isabel II.

Granada recuerda con una de sus más transitadas calles al marino gallego que empezó su carrera como guardiamarina a los 16 años.

Corría el mes de mayo del año 1866 cuando la Armada Española se enfrentaba a una coalición de enemigos peruanos, chilenos, ecuatorianos y no sé cuántas fuerzas extranjeras más en las que no faltaban ingleses y americanos.

Méndez Nuñez y el guardiamarina Godínez. Méndez Nuñez y el guardiamarina Godínez.

Méndez Nuñez y el guardiamarina Godínez.

En la llamada batalla del puerto peruano de El Callao se presentaron las naves españolas: la Numancia comandada por Méndez Núñez y sobre cuya cubierta cayó herido el propio almirante con la pérdida de un brazo.

En la nave Villa de Madrid iba el joven guardiamarina cordobés de Puente Genil Enrique Godínez Miura, al que un bombazo le destrozó la cabeza; y en la nave Almansa, otro guardiamarina granadino de nombre Ramón Rull López-Barajas que cayó igualmente muerto.

Curiosa muerte la de un granadino por culpa de una granada. Una placa colocada en la actual Plaza de los Lobos de la capital recuerda la celebración de aquella batalla de El Callao.

Por esta razón esta plaza se vino llamando durante algún tiempo Plaza de Rull y Godínez, hasta que el pueblo le devolvió su nombre antiguo. (Ver mi artículo Plaza de los Lobos ¿Qué lobos?, en Granada Hoy, 4/1/2016). El hecho de que fuera en esta plaza colocada la placa tal vez se deba a que la nave Villa de Madrid iba comandada por el almirante Lobo Malagamba, o tal vez porque en ella viviera alguno de los marinos muertos en El Callao.

Sepulcro de Méndez Núñez en San Fernando, Cádiz. Sepulcro de Méndez Núñez en San Fernando, Cádiz.

Sepulcro de Méndez Núñez en San Fernando, Cádiz.

Ahora, en la distancia, cuesta pensar en la inutilidad de tantas guerras y tantas pérdidas de jóvenes en combate; y no creemos que sirva de consuelo dedicarles después recuerdos tan lapidarios ni calles tan atascadas. Pero por lo menos reconozcamos que si ellos dieron sus vidas por unos ideales y por lo que entonces se entendía como empresas honrosas, habrá que respetar sus memorias.

Porque fue precisamente Méndez Núñez el que pronunció esa tan famosa frase de que “más vale honra sin barcos que barcos sin honra”.

Aunque tal vez la frase completa sea esta otra, según la fuente que se utilice: “La reina (Isabel II), el Gobierno, el país y yo (Méndez Núñez) preferimos tener honra sin barcos que barcos sin honra”.

Nos quedamos con el recuerdo para los granadinos de que el nombre de Méndez Núñez, con el que se empezó a llamar un tramo de la actual calle Reyes Católicos en su unión con Plaza Nueva, es hoy el nombre de esa otra calle más moderna y generalmente colapsada, que corre como prolongación de Severo Ochoa y Fuentenueva hasta Arabial y la Plaza del Guitarrista Manuel Cano.

Casto Méndez Núñez, el considerado héroe del Combate de El Callao, murió hace 150 años. Algo más sabemos de él con este modesto recuerdo, y hasta nos resultará familiar cuando pasemos por la calle que lleva su nombre o pasemos por la estación del Metro, porque estos héroes de guerras antiguas que dieron sus vidas por España y que representaban el orgullo de una nación ya no se estilan, ni apenas aparecen en los libros de texto, ni en las series de televisión. Ahora se estilan otros ‘héroes’, otros orgullos, otros combates y otros enfrentamientos.

Y es verdad que cuantas menos guerras, menos héroes y menos jóvenes guardiamarinas muertos, mucho mejor. Más vale honrar a los vivos honrados que llorar a los muertos enterrados. Y a ver si con este pretexto los granadinos nos ponemos de acuerdo en poner bien los acentos en los rótulos callejero

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios