Empleo

Mil euros limpios por un mes de vendimia

  • Las jornadas empiezan de madrugada y acaban a media mañana para evitar el calor

  • La hora se paga a 8,5 euros y la temporada dura desde cerca de un mes

El vino es un néctar de fermentación que ocupa un lugar preferencial en muchas de las mesas españolas y que provoca según la locución latina in vino veritas, decir la verdad. Esta bebida espirituosa junto el champán de origen francés son de una calidad notoria. La uva que se emplea para su producción es recogida por miles de trabajadores durante largas jornadas en la campiña gala. Muchos de ellos son granadinos que se traen de vuelta a su casa después de irse a finales de agosto unos 1.500 euros por un mes recogiendo esta fruta.

Según datos recientes, se estima que unos 4.000 jornaleros salen desde Granada en busca de un trabajo que no encuentran en España, aunque sea sólo durante un mes. Andalucía es la comunidad del país que más mano de obra aporta para este menester, un 75%, con 12.000 personas de un total de 16.000 de todo el Estado.

"La experiencia en la vendimia es buena, allí no gastas, te traes el dinero limpio"Carlos OntiverosJornalero

Muchos granadinos se van en busca de un trabajo en el campo galo por la escasez de empleo en la provincia, incluso familias enteras. Daniel se irá a final de agosto y trabajará durante un mes -aunque en otros lado la temporada dura veinte días- recogiendo kilos de uva en jornadas de ocho horas que empiezan de madrugada y terminan a media mañana. Antes tenía un empleo en la construcción, previamente a que la burbuja inmobiliaria se desinflara provocando un auténtico descalabro del sector.

"Voy a la vendimia desde hace cinco años. En Deifontes, que es un pueblo de tres mil habitantes, allí se ha ido la gente siempre, aunque aquí hubiera trabajo. De allí se pueden traer unos 1.500 euros limpios después de haber acometido los gastos que supone estar en Francia, como la comida. A la zona que nosotros vamos el clima es mediterráneo, aunque hay sitios en los que la uva se recoge por kilos y en una semana se puede hacer más dinero, estos van a París", señaló el jornalero que se marcha a Francia a finales de este mes.

Por su lado, Carlos Ontiveros, explicó que se va para a recoger uva cuando se le ha quitado lo malo a la parra. Trabajan de noche para evitar el calor y para iluminar la labor el tractor que les acompaña en la faena lleva unos focos, además de los que ellos llevan en la cabeza. "Vamos al departamento Var, el número 83, donde está Saint-Tropez. Nosotros vamos con nuestro contrato, trabajamos ochos horas diarias, descansamos los fines de semana y cobramos a ocho euros y medio la hora. La experiencia es buena y el jefe es familiar nuestro. Lo bueno es que allí no gastas, te traes el dinero limpio, y la comida te la llevas de aquí." manifestó.

Por su lado, Pedro Heredia se va con la familia al completo. Él junto a sus primos irán a vendimiar siempre y cuando les encuentren alojamiento porque el año pasado tuvieron una mala experiencia y se vieron obligados a pernoctar durante toda la temporada en un camping. "Llevo varios años yendo a la vendimia, cuatro o cinco, las jornadas de ochos horas no son muy cansadas. El trabajo es duro en función de la zona, si el terreno es llano es fácil pero si está inclinado te cansas más y también depende de la altura de la viña. Allí hacemos vida normal, aunque los bares cierran muy pronto. Ir con la familia es mejor, menos duro, estás con gente que conoces y se gasta menos dinero", afirmó el jornalero.

Por otro lado, el sindicato de trabajadores UGT alertó hace unos días del incremento de temporeros que acudirán este año a la vendimia francesa contratados desde Empresas de Trabajo Temporal (ETT) de España y destacó la importancia de desplazarse al país vecino con un contrato en origen, que ofrece mejores condiciones laborales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios