Ayuntamiento

El límite de velocidad a 30km/h llega para quedarse

  • El Ayuntamiento trabaja para que la medida sea fija en la ciudad y que no dependa de los picos de contaminación

La medida se tomó el viernes pasado La medida se tomó el viernes pasado

La medida se tomó el viernes pasado

El área de Movilidad del Ayuntamiento de Granada está elaborando el decreto para la aplicación en toda la ciudad del límite de velocidad a 30 km/h. Una medida que se activó la semana pasada por los malos datos de la calidad del aire debido a la acumulación de partículas pero que parece que ha llegado para quedarse ya que la intención es ampliar la zona 30, que ya lleva tiempo en todo el centro y otras vías de la ciudad, al resto del término municipal.

Según el concejal de Medio Ambiente, Miguel Ángel Fernández Madrid, la medida continúa activa aunque no esté elaborado el decreto y el objetivo, aunque están bajando los niveles de contaminación, es que perdure en el tiempo atendiendo también a las recomendaciones de la Dirección General de Tráfico (DGT) sobre la limitación de la velocidad en las ciudades y cascos urbanos.

El Ayuntamiento trabaja para que la medida se convierta en fija, lo que se tendría que hacer mediante bando del alcalde

La concejal de Movilidad, Raquel Ruz, asegura que se está elaborando el decreto, aunque todavía no hay fecha de finalización, que atenderá tanto las medidas del plan de calidad del aire como las solicitudes que se han recibido de ciudadanos, colectivos y comerciantes de "pacificar el tráfico" y dar prioridad por ejemplo a la bicicleta en la ciudad. "Ya venimos trabajando desde hace tiempo para que esa medida sea permanente", ha explicado Ruz, que asegura que será de cara a un futuro "medio plazo" y mediante bando del alcalde.

Según Ruz, primero habrá medidas más urgentes y el decreto incluirá medidas como iniciar una campaña informativa durante unas semanas, señalizar las zonas con la nueva velocidad, para lo que se necesitará presupuesto ya que son 105 señales a cambiar de 50 a 30 y las señales horizontales, y dar un plazo para que la gente asuma el cambio antes de tomar medidas sancionadoras ya que, reconoce, no hay detrás un afán recaudatorio sino de mejorar el tráfico y la convivencia en la ciudad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios