Granada

Multa de 200 € a un conductor de Rober por ir al cuarto de baño

  • La concejal de Movilidad asegura que no se tramitará la sanción ya que el policía interpretó mal la situación El agente se explicará hoy

Comentarios 5

El conductor de la línea de autobús N5 que el pasado martes cubría el servicio Joaquina Eguaras-Estación de autobuses-Caleta necesitó asistencia médica para recuperarse del mal rato que tuvo que pasar cuando, en torno a las 19:45 horas se encontró con que un Policía Local le multaba con 200 euros y la retirada de cuatro puntos del carné de conducir por haberse ausentado del autobús mientras iba al baño.

Poco antes de las ocho de la tarde el hombre llegó hasta la parada de la Caleta, donde se regula esta línea para ajustar los horarios. Cuando llegó, el carril bus estaba ocupado por unos cuantos autobuses que tenía delante, así que aparcó el autobús a la cola del carril bus aprovechando que le habían sobrado unos tres minutos en el trayecto para ir al servicio. Cuál fue su sorpresa cuando al volver se encontró con que un agente de la Policía Local le estaba esperando con una multa de 200 euros en la mano y la retirada de cuatro puntos del carnet de conducir.

El conductor, que no daba crédito a lo que le estaba sucediendo requirió asistencia médica fruto de un ataque de ansiedad del que fue objeto. Ayer, la concejal de Movilidad confirmó los hechos y negó que se vaya a tramitar la multa ya que, a priori, el conductor no incumplió ninguna norma. "No había ningún problema en que el conductor se ausentara, máxime teniendo en cuenta que lo hizo en una parada que el N5 utiliza para regular sus horarios", apuntó la concejal, quien cree que la actuación del agente se debe a una mala interpretación de la situación. "A falta del informe del agente creemos que pensó que el conductor estaba haciendo algo indebido y que había dejado el autobús solo entorpeciendo la circulación", aclaró la concejal de Movilidad.

La normativa del bus urbano establece que cuando haya otros vehículos en el carril bus, el último en llegar se pondrá a la cola a la espera de que uno de ellos inicie la marcha para ocupar su sitio. Así lo hizo el conductor multado, sin que en ningún momento entorpeciera la circulación ya que el autobús que llegara detrás no tenía más que adelantarlo y estacionar en el hueco que había delante. "Es muy extraño que todo el carril esté ocupado por autobuses porque tienen una regulación horaria que impide que esto pase", apuntó Telesfora Ruiz, quien adelantó que el policía tendrá que explicar hoy lo que sucedió ya que ayer estaba de descanso.

Por su parte, desde el comité de empresa explicaron que el asunto está en manos de la empresa y de la concejal de Movilidad y confiaron en que se resuelva de una forma satisfactoria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios