Granada

Entre el Nevada soñado y el real

  • Entre el proyecto inicial del parque comercial de Armilla, que data de 2001, y el estado actual del edificio hay una diferencia abismal · No sólo es el doble de grande, sino que carece de los vistosos ornamentos previstos

Esto no es el típico pasatiempo de busque las siete diferencias por la sencilla razón de que hay muchísimas más. Entre la imagen de arriba y la de abajo dista un mundo. Han pasado nueve años entre que se diseñó el Centro Comercial Nevada y su estado actual y no hace falta explicar qué imagen corresponde a cada uno de los momentos.

Toda maqueta que se precie trata de presentar una imagen idílica de un proyecto. Sus promotores se cuidan mucho de que así sea, porque al fin y al cabo se trata de vender ilusión. Es cierto que, en la mayoría de los casos, el resultado final difiere de ese ideal, pero es complicado encontrar un caso donde la ausencia de similitudes sea tan flagrante.

No hay que observar muy detenidamente para ver que en la maqueta -reproducida en 2001 en la revista municipal Armilla de cerca, rescatada por el PP y perfilada, para darle más calidad, desde esta redacción- figura un gran lago con un géiser en el centro y una zona verde nada desdeñable. De hecho, la idea es la de que el parque comercial estaría en un vergel, que uno iría a comprar poco menos que abriéndose paso entre el follaje.

Tampoco hay que ser un lince para constatar que el edificio que se ve abajo es considerablemente más grande que el de arriba. De los 140.000 metros cuadrados inicialmente proyectados se pasó a los 275.000. Ahora, si se cumple la sentencia dictada por el Juzgado de lo Penal número 3, recurrida por casi todos, habrá que tirar unos 1.700. Aun así, casi le dobla en superficie.

Hay muchas más diferencias, y no todas ellas son perceptibles fijándose en una y otra imagen. Por ejemplo, que por entonces era alcalde de Armilla José Antonio Morales Cara, quien por cierto anunció que el centro abriría al público a mediados de 2003. Desde entonces no han parado de pasarle cosas: el PSOE no le dejó repetir como candidato, su sucesor -Gerardo Sánchez- lo rescató para ponerlo al frente de Fermasa, de ahí pasó a FCC y, últimamente, se le vio mucho por el juzgado. Ahora ha sido condenado y el Nevada sigue a la espera de que lo inauguren, sin géiser ni lago. No será un final feliz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios