Granada

El Open Arms atraca en Motril para ayudar en el rescate de inmigrantes

  • La ONG instala su base en la dársena para colaborar con Salvamento Marítimo en las tareas

  • El Ministerio de Fomento todavía no ha firmado el convenio para que inicie su labor

Comentarios 1

El buque Open Arms atracó ayer en el Puerto de Motril. Con una tripulación formada por diecinueve personas, la organización llegó a la dársena granadina en torno a las nueve de la mañana para iniciar las labores de colaboración con Salvamento Marítimo tal y como anunció el Ministerio de Fomento el pasado 30 de agosto.

El Gobierno informó ese día a través de una nota de su intención de trabajar de forma coordinada con la organización no gubernamental en las tareas de rescate en el Estrecho de Gibraltar y el Mar de Alborán. Esta colaboración, según informó, "se enmarca en la política migratoria de este Gobierno, basada en la defensa de los derechos humanos y en el mantenimiento de la seguridad en nuestras fronteras". Así, Proactiva Open Arms pone a disposición de Salvamento Marítimo sus recursos humanos y materiales para colaborar en equipo en las tareas de rescate en una intervención para la que todavía se busca la fórmula jurídica así como el encaje operativo que permita iniciar los trabajos.

"Podremos salir a navegar aunque todavía no hemos firmado el convenio"

Así, por el momento también se desconoce por cuánto tiempo permanecerá el buque en Motril. Ello dependerá de las necesidades marcadas por la llegada de personas en pateras que, en las últimas semanas, es incesante. El coordinador de operaciones de Proactiva Open Arms, Gerard Canals, indicó ayer a Efe que desde la ONG llevan semanas en contacto con Salvamento Marítimo para detallar las condiciones en las que trabajarán. Pese a que todavía no tienen firmado el convenio de colaboración y que aún no trabajarán bajo las órdenes de Salvamento Marítimo, Canals afirmó que, a pesar de no estar todavía el documento firmado, la embarcación podrá salir a navegar en cualquier momento. "Somos un barco con bandera española y toda la documentación legal, por lo tanto, podemos salir a navegar", dijo el coordinador del Open Arms, que indicó que, de hecho, la intención en los próximos días es la de salir a navegar y realizar algunos ejercicios y maniobras para comprobar la forma de trabajar en la zona. El buque cuenta con una tripulación de 19 personas, entre ellos nueve profesionales que permanecerán en el barco 30 días, ocho voluntarios y dos periodistas que estarán 15 días a bordo.

Las dificultades que ha encontrado la ONG en los últimos meses han provocado este cambio de rumbo y de objetivos. A principios de verano Open Arms ya relató los problemas que estaba encontrando como consecuencia de las "intensas campañas de criminalización hacia las organizaciones en el Mediterráneo central y la puesta en marcha de políticas inhumanas que han provocado el cierre de los puertos de Italia y Malta, y la inmovilización de ONG". También se refirió al incremento en el flujo migratorio hacia el sur de España con el cierre de fronteras en Italia y Malta, que ha provocado que el sur de la península reciba más del 40% de todas las llegadas a Europa por mar en 2018. Antes de venir a Motril, el Open Arms ha pasado por Barcelona y Algeciras, donde estuvo retenido varios días en el muelle de Crinavis, en el término municipal de San Roque, después de que desembarcara 87 inmigrantes y refugiados rescatados en el Mediterráneo frente a las cosas de Libia. Para zarpar, debía presentar una documentación que finalmente cumplimentó para poder seguir con su labor humanitaria, ahora desde Motril.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios