GRANADA HOY En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

El tráfico en tiempos de Covid-19

Operación 'no' Salida de Semana Santa en Granada: una decena de denuncias y carreteras 'cerradas' por coronavirus

  • Más de 20 vehículos han sido obligados a darse la vuelta en la A-44 cuando trataban de bajarse a la playa durante el Viernes de Dolores

Un agente de la Guardia Civil de Tráfico en el control de la A-44 a la altura de Padul. Un agente de la Guardia Civil de Tráfico en el control de la A-44 a la altura de Padul.

Un agente de la Guardia Civil de Tráfico en el control de la A-44 a la altura de Padul. / Jesús Jiménez/Photographerssports

Más del 80% de ocupación en la Costa de Granada, una previsión de más de 300.000 desplazamientos en la provincia y multitud de campañas especiales de control de tráfico por parte de la Guardia Civil para velar por la seguridad en la carretera durante la Operación Salida. De este modo y con una imagen de largas colas de vehículos en la A-44 dirección Motril arrancaba hace un año el primer fin de semana de la Semana Santa, una estampa que ahora está muy lejana y que para repetirla habrá que esperar hasta 2021.

La crisis del coronavirus ha convertido este año la llamada Operación Especial de la DGT con motivo de la Semana de Pasión en un "cierre" total de carreteras para evitar precisamente que los granadinos puedan desplazarse con motivo de los días festivos.

El estado de alarma, del cual finalmente comienza ya a valorarse como algo firme que se extienda hasta finales de abril, lo ha cambiado todo o casi todo. Pues si algo se mantiene en el primer fin de semana de este periodo vacacional es el control en carretera aunque de distinta forma. Mientras que hace solo un año la DGT incluso ponía en marcha la vigilancia del tráfico a través de drones, ahora, son agentes de la Guardia Civil parados en medio de autovías los que controlan la circulación para evitarla: las medidas de aislamiento se mantienen, también, por Semana Santa.

Durante los dos primeros fines de semana de confinamiento fueron muchos los que trataron de eludir los controles policiales para saltárselo. Dar de comer a las gallinas o vigilar el campo fueron algunas de las excusas a las que los agentes se enfrentaron cuando identificaban a todos aquellos que trataban de bajarse a la playa para pasar el fin de semana. Tal es así que durante los primeros sábados y domingos del estado de alarma más de un centenar de conductores fue identificado cada día por los agentes.

Sin embargo, y pese a los avisos y restricciones, de nuevo han sido decenas las personas que se han jugado una multa de entre 600 y 30.000 euros por intentar pasar la Semana Santa en la playa. Tal es así que, según ha podido saber Granada Hoy, la Guardia Civil ha impuesto más de diez denuncias y obligado a darse la vuelta a más de una veintena de vehículos en la A-44. Y es que la provincia se encuentra cerrada al tráfico por culpa del Covid-19.

En concreto, el Instituto Armado tiene controles intensivos en todas las autovías de la provincia. Un ejemplo se encuentra en la A-44, donde hay dos puntos de control en El Chaparral (en Albolote) y otro a la altura de Padul, donde se realizan estrechamientos de carriles y desvíos de tráfico hasta los puntos en los que se ubican los chequeos de identificación. Lo mismo ocurre, por ejemplo, en la A-92, donde también hay otros dos puntos de verificación, uno de ellos a la altura de Santa Fe, donde incluso se han cortado carriles de circulación.

De este modo, los dispositivos de tráfico de la Guardia Civil de Granada han comprobado cómo finalmente la Operación Salida de Semana Santa acababa convirtiéndose en una Operación No Salida porque, al igual que en las últimas tres semanas, hay que quedarse en casa.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios