Granada

Paz mundial, jamones y créditos

  • La Asociación UniLaica califica de "sorprendente" que la Universidad de Granada participe en la organización de un encuentro sobre consciencia y desarrollo

Octavillas con la publicidad del congreso en Ciencias del Trabajo. Octavillas con la publicidad del congreso en Ciencias del Trabajo.

Octavillas con la publicidad del congreso en Ciencias del Trabajo. / Carlos Gil

Comentarios 1

Paz mundial, créditos ECTS y 30 jamones. Son algunos de los elementos que aparecen como reclamo en las octavillas repartidas por distintas facultades con motivo del Congreso Internacional Consciencia y Desarrollo, un evento previsto para el 24 de febrero en el Palacio de Exposiciones y Congresos y que cuenta con la organización de la Fundación Desarrollo de la Consciencia y la Universidad de Granada. Desde la delegación en Granada de la Asociación UniLaica se advierte de que "es muy sorprendente" la organización de esta cita, ya que el contenido del programa "no parece nada riguroso, y aún menos científico, sino una movida new age en el ámbito sobre todo empresarial".

"Es significativo que en uno de sus cursos incluyan "eneagrama" y "quiropráctica", indican desde UniLaica, que explica que recientemente se reunieron la rectora de la Universidad de Granada, Pilar Aranda, y "llevamos, en una lista de denuncias y alertas, las actividades" de la cátedra Consciencia y Desarrollo, que también es organizadora del evento. "La rectora aseguró junto al secretario de la UGR que estudiarían el caso", indican desde UniLaica, que añade que "no es el único asunto de preocupación y denuncia escéptica" que atañe a la Universidad de Granada. Así, mencionan los "graves temas de confesionalidad", entre otras cuestiones que denunciaron ante la rectora.

El Congreso, programado para el pasado sábado, ofrecía varias conferencias sobre un nuevo paradigma de la realidad, liderazgo consciente y ego y esencia en el nuevo paradigma. Ya por la tarde, el título de la intervención de Iván Bavcevic era Paz interior para la paz mundial: soluciones para una civilización próspera. También estaba prevista la intervención de Fernando Griffith, ministro de Cultura de la República del Paraguay, para hablar sobre El valor de la consciencia en el mundo. Tras la clausura tendría lugar un "conscierto", bautizado Viaje musical desde la Consciencia y el segundo estreno mundial de la mazurca de Órgiva.

La inscripción tenía un coste de 15 euros para estudiantes, incluyendo bolsa de bienvenida, el libro Falla y Lorca en la misteriosa Alpujarra, degustación de 30 jamones ibéricos y de la Alpujarra y consumiciones, además de la asistencia al concierto de clausura. Para los que no eran estudiantes de la UGR, la cuota era de 50 euros y se incluía almuerzo en el Palacio de Congreso. A los asistentes se les entregaría un diploma acreditativo y, para los universitarios, se incluía el reconocimiento de un crédito ECTS. Para ello tenían que asistir a un taller práctico de cuatro horas en su Facultad o la que se designara, sin especificarse el contenido de dicho taller.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios