Industria aeroespacial

Un curso sobre el espacio traerá a Granada tres millones de dólares

  • La UGR acogerá en 2021 este curso promovido por la Universidad Internacional del Espacio

Conferencia en la Facultad de Ciencias sobre el Programa de Estudios Espaciales. Conferencia en la Facultad de Ciencias sobre el Programa de Estudios Espaciales.

Conferencia en la Facultad de Ciencias sobre el Programa de Estudios Espaciales. / Álex Cámara

Comentarios 1

La Universidad de Granada (UGR) acogerá en el verano de 2021 el Programa de Estudios Espaciales (SSP21), un curso intensivo de nueve semanas de duración que pondrá el foco de atención de la potente industria aeroespacial en Granada. Como aperitivo, la Facultad de Ciencias acogió las I Jornadas Espaciales de la Universidad de Granada. El evento contó con la participación del director del Programa de Estudios Espaciales (SSP) de la Universidad Internacional del Espacio (ISU, por sus siglas en inglés) y director de Innovación del Johnson Space Center de NASA, Omar Hatamleh, así como de la rectora de la UGR, Pilar Aranda.

En la presentación de las jornadas de Ciencias se puso de relieve la importancia que la celebración del Programa de Estudios Espaciales tendrá para Granada. Así, Omar Hatamleh indicó las ciudades anfitrionas tienen un retorno inmediato de unos tres millones de dólares, lo que, al cambio actual, supone unos 2,6 millones de euros. Además, señaló que además de la cuestión económica estas jornadas suponen “más trabajo y colaboraciones” entre empresas, instituciones y profesionales del sector, beneficios que “se manifiestan en varios años”.

Sobre Granada, se indicó que tiene todo lo necesario para ser el "centro de gravedad" de las 'start up' de la industria aeroespacial

Sobre Granada, Hatamleh reconoció que la ciudad tiene las mimbres para ser el “centro de gravedad” de las start up de la industria aeroespacial, un sector que, según el granadino, mueve 400 billones de dólares al año. Granada, especificó, “tienen todas las posibilidades y el talento”.

Sobre el curso de 2021, éste traerá a unas 600 personas a Granada entre junio y agosto de ese año. Unos 130 serán estudiantes, previamente seleccionados. Según indicó el responsable del curso, cada año reciben siete veces más solicitudes que plazas. En la selección se tienen en cuenta variables como formación, estudios realizados o dar un impulso a la presencia de mujeres en el sector.

El curso se divide en tres partes, en el que los participantes reciben formación a través de conferencias y sesiones plenarias, participan en grupos de trabajo de áreas diferentes a la de su formación académica y deben presentar proyectos relacionados con el sector. Así, en ediciones anteriores se planteó a los participantes retos como cómo afrontar la recogida de basura espacial, desarrollo de normativa legal o cómo sobrevivir a la noche lunar, que dura catorce días.

Además de conferencias, charlas y grupos de trabajo, los asistentes deben realizar un proyecto relacionado con el sector, como cómo sobrevivir a la noche lunar

Desde la Universidad de Granada ya se trabaja en el diseño de este curso. En las jornadas de Ciencias Omar Hatamleh ofreció una conferencia sobre el papel de Granada en el Espacio. Posteriormente, hubo un panel bajo el título Impulsando la colaboración entre Universidades e industrias de alto valor añadido en Europa. El panel estuvo moderado por Carlos Entrena Utrilla, de la Universidad Internacional delEspacio y egresado de la UGR, y a quien Aranda atribuyó que Granada sea la anfitriona de este curso.

De cara a 2021, Vanessa Martos, del Comité Organizador Local UGR, manifestó que Granada está “en el punto de mira del sector” y que conseguirá “visibilidad” gracias a este curso, lo que permitirá atraer a “empresas de todos los sectores”. Además, reseñó la calidad de los ponentes, entre los que habrá astronautas y directores de las principales agencias aeroespaciales. Hatamleh destacó que el 85% de los participantes consiguen trabajar en empresas relacionadas con la ciencia aeroespacial. “Se trata de un curso único a nivel mundial”, incidió Martos, que también adelantó que ya hay empresas “punteras” que se han postulado para participar. También ayuntamientos, como el de Gorafe, han manifestado su interés. Gorafe está certificado por la Fundación Starlight por la calidad de sus cielos para la observación astronómica.

Uno de los objetivos es que los participantes tejan “alianzas” para avanzar en proyectos e investigaciones, destacó Hatamleh, que incidió en el carácter transversal de la propuesta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios