Granada

Radiadores eléctricos para soportar el frío en el Colegio Luis Rosales

  • La rotura de la caldera obliga a tomar esta medida hasta que se arregle la instalación

Interior del CEIP Luis Rosales, en la capital granadina. Interior del CEIP Luis Rosales, en la capital granadina.

Interior del CEIP Luis Rosales, en la capital granadina. / granada hoy

El CEIP Luis Rosales de Granada está desde el pasado lunes sin calefacción en el centro tras la rotura de una de las piezas de la caldera. El arreglo, que depende del Ayuntamiento de Granada, ha requerido, como medida provisional, la instalación por parte del Consistorio de ocho radiadores eléctricos. En la Delegación provincial de Educación confirmó tener constancia de la rotura y aseguró que el arreglo está en manos de los técnicos municipales.

No es la primera vez que la caldera del Luis Rosales es noticia. El pasado curso 2017/2018 el derrame de gasoil de la caldera puso sobre la mesa la idoneidad de la instalación. Aquel derrame se debió a que un operario colmó el depósito y éste rebosó, con la consiguiente alerta entre la comunidad educativa. El pasado mes de septiembre, la consejera de Educación, Sonia Gaya, respondió a preguntas del grupo parlamentario Podemos, que "el personal técnico de la Agencia Pública Andaluza de Educación, APAE, ha girado varias visitas" al centro, ubicado en Fuentenueva. En dichas visitas, asegura la consejera, se "ha observado necesidades de mejora". Entre esas "posibles actuaciones" que "podrían" realizarse en ese colegio, la APAE, en el informe que expuso Gaya en sede parlamentaria, está la "sustitución de la sala de calderas". No es la única intervención que señalaron los técnicos de la APAE con respecto a las posibles obras en el centro. También se indicaron como posibles actuaciones la "adecuación de la instalación eléctrica", la reordenación de los espacios -una reclamación antigua del centro-, un nuevo acceso por el parque de Fuentenueva, el arreglo de la cubierta, la sustitución de la escalera de acceso, el cambio de acristalamiento, el arreglo de aseos y la mejora desprotección contra incendios. "La valoración de la intervención en su conjunto ascendería aproximadamente a 255.000 euros", especificó la consejera.

En la misma respuesta parlamentaria, Gaya recuerda que en 2014 se sustituyó el depósito de combustible. Dos años antes, en 2012, hubo otro derrame. Aquel se produjo tras una intervención de los técnicos municipales para arreglar la instalación, que llevaba un mes averiada. En 2018, el derrame de gasoil obligó a la dirección del centro a reubicar a dos de las clases, al estar las aulas encima del cuarto de la caldera. Gaya, en su respuesta de septiembre, indicó que "no se apreciaron mayores daños ni tampoco una necesidad de intervención de urgencia". Sin embargo, semanas después de esta afirmación la caldera se ha vuelto a estropear.

Gaya también reconoció que "somos conscientes de que la caldera requiere atención y mantenimientos continuos" a causa de su "antigüedad". Esta labor corresponde a los "servicios técnicos municipales, que son los responsables". La consejera adelantó que "se podría valorar" la inclusión de actuaciones de mejora en el centro para los presupuestos de 2019.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios