Granada

El Rectorado aprobará ayudas para los afectados por el 'tasazo'

  • Los matriculados de plan antiguo presentarán una reclamación en los registros de la Universidad y de la Junta

Comentarios 2

Los afectados por el cambio en los precios públicos de asignaturas de tercera o sucesiva matrícula de planes antiguos presentarán sus reclamaciones hoy en los registros de la Universidad de Granada y de la Junta con la esperanza de que se solucione el entuerto en el que se ven. Ayer, la UGR se comprometió a crear una línea de ayudas con fondos propios para que los afectados puedan pagar y el envío de una nota aclaratoria sobre lo que cada alumno debe pagar. Estas medidas, según el gerente de la UGR, Andrés Navarro, "no son paliativas del error informático" por el que ya se han expedido tres cartas de pago, "sino por la subida de precios con respecto al pasado año", que Navarro calificó como "altos".

De una semana para otra, los afectados han visto cómo sus cartas de pago se inflaban de forma espectacular después de que la UGR rectificara los precios públicos. Si en el plazo de matrícula los alumnos pagaron a razón de 20 euros por asignatura -lo que se cobró en el curso 2012/2013-, el día 8 se les pasó una nueva carta de pago en la que debían pagar el 30% de multiplicar 20 euros por crédito. El motivo, un fallo informático, según la UGR. El día 12 sábado recibieron una tercera carta de pago: debían pagar 20 euros por crédito, sin ningún tipo de descuento. De este modo, por ejemplo, una estudiante de Farmacia que pagó en un primer momento 80 euros por su matrícula de cuatro asignaturas sin docencia debe pagar ahora 821. No es un caso aislado. Ayer, más de un centenar de universitarios se concentraron frente a la Facultad de Derecho para, en un principio, marchar al Rectorado. Finalmente fue Ramón Ricardo Rosa, coordinador de la Delegación de Estudiantes, el que se reunió con el rector, Francisco González Lodeiro, y miembros de su equipo para intentar buscar una salida.

Según Rosa, la interpretación del Rectorado del decreto de la Junta (83/2013) que establece que el "precio máximo" del crédito es de 20 euros es diametralmente opuesta a la de los alumnos. Según los afectados, el decreto establece un precio máximo, lo que permitiría que la Universidad pudiera cobrar menos. Sin embargo, el Rectorado explicó ayer que el precio máximo es para evitar que a un alumno de plan antiguo en tercera o sucesiva matrícula se le pueda cobrar más de 20 euros por crédito. En esta semana se cerrará una reunión con el director general de Universidades de la Junta, Manuel Torralbo, para que "acepte la inaplicación de su propio decreto".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios